Características especiales de la nutrición felina

2

¿Qué particularidades debemos conocer acerca de la nutrición felina? Los gatos, además de alimentarse, deben nutrirse. Para ello hay que tener un verdadero conocimiento del animal, de su biología, comportamiento y necesidades reales de su organismo.

Las preferencias alimentarias dependen de la experiencia, es decir, empiezan a alimentarse con la comida que ingiere la madre y este tipo de alimento es el que prefieren seguir tomando. Requieren materias primas de origen animal, pero si les gusta más la carne o el pescado ya de­pende de cada individuo. Son muy poco sensibles a las grasas pero les agrada la textura que dan al alimento ya que son muy sensibles a la textu­ra y granulometría. Les suelen agradar más los alimentos muy húmedos en pedazos o secos, no intermedios. La cantidad de alimento depende del grado de actividad, la temperatura a la que estén sometidos y el metabolismo.

Si se administra a un gato un nuevo alimento en una situación de estrés, como destete (neo­fobia) o cuando algo les sienta mal o se utiliza para administrar medicación, rechaza este alimento porque lo relaciona con una situación desagradable.

Es recomendable, por tanto:

  • Una alimentación industrial fabricada con la cantidad de nutrientes adecuados.
  • Una buena digestibilidad, es decir, cantidad de nutrientes disponibles para ser absorbidos
  • Una buena disponibilidad.

La disponibilidad es la cantidad de energía dispo­nible después de los procesos de absorción y digestión. Se trata de la energía metabolizable (EM) y es el valor que aparece en las dietas comerciales como contenido energético del alimento, que se expresa en kcal de EM. El contenido energético de un alimento seco es de 3.500-4.500 kcal/kg. El alimento húmedo tie­ne un 80 % de agua y aporta entre 800 y 1.200 kcal/kg. Por tanto, se debe suministrar 3-4 ve­ces más alimento húmedo que seco.

7 características especiales de la nutrición felina

1No necesitan una variación permanente de la dieta, les originaría alteraciones digestivas.

2Aprecian la alimentación primero a través del olfato y en segundo lugar a través del gusto ya que poseen un número limitado de papilas gustativas.

3Comen muy rápido (depredación) y muy frecuentemente, realizan una media de 10-16 comidas al día en pequeñas cantidades. En cada comida invierten unos 2-3 minutos. Beben también muchas veces al día, unas 10. Es preferible dejarles alimento ad líbitum para el día entero y siempre agua fresca. Prefieren recipientes de loza, cristal o acero inoxidable; el plástico puede dar mal sabor.

4Se trata de carnívoros estrictos con un organismo adaptado a este tipo de alimentación. Son incapaces de almacenar proteínas, por lo que hay que proporcionar un elevado porcentaje en la dieta. Los glúcidos y cereales deben tener una presencia moderada ya que los digieren con mayor dificultad.

5Comienzan el proceso digestivo en el estómago, no en la boca. El estómago representa el 60% del peso corporal y tiene un pH muy ácido. El tránsito digestivo es muy rápido.

6La oscuridad inhibe la ingesta.

7Sabores: muy poco sensibles al dulce, rechazan el ácido, toleran bien el sabor salado y les agrada, y el amargo les produce rechazo y babeo.

(Foto de cabecera:  Carsondelake – CC BY-SA 3.0)

Extraído de: Susana Gª Pérez de Ayala. Características especiales de la nutrición felina. Ateuves 27, pp. 14-18.

 

2 comentarios

  1. Pingback: Nutrientes indispensables en la dieta felina

  2. Pingback: Cómo cambia la nutrición en las distintas etapas de la vida del gato

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies