Cinco alimentos no saludables para las mascotas

0

Las mascotas son uno más en la familia por lo que es normal que queramos compartir nuestra comida con ellos. Sin embargo, puedes tener en casa alimentos no saludables para las mascotas.

Los gatos y los perros son curiosos por natura­leza, sobre todo cuando hablamos de comida. No solo se comen la suya sino que también les gusta merodear a nuestro lado cuando la estamos preparando o comiendo para mirar­nos con cara de pena y conseguir así, algún bocado extra. No obstante, algunos de los ali­mentos que comemos nosotros no son salu­dables para ellos y pueden ser tóxicos. Por lo tanto, es importante conocerlos y explicarles a los propietarios que deben abstenerse de ofre­cérselos para evitar problemas de salud. Como contrapartida les podemos indicar qué snacks o golosinas pueden comer las mascotas sin que supongan ningún peligro.

En otras ocasiones ya hemos hablado del chocolate, del café o de la cebolla. En esta ocasión vamos a hablar de otros alimentos no saludables que hay que mantener alejados de perros y gatos.

1 Alcohol

Al igual que sucede en el organismo de las per­sonas, el alcohol se absorbe con rapidez en el torrente sanguíneo —cae el nivel de azúcar, la presión sanguínea y la temperatura corporal— por lo que los efectos en los animales se pueden ver pronto: vómitos, diarrea, dificultad al respi­rar, temblores, etc.

Hay que recordar que el alcohol no se encuentra solo en las bebidas, algunos pasteles o postres tam­bién tienen una buena cantidad de esta sustancia.

Primeros auxilios

Si el propietario cree que la mascota ha ingerido algún alimento tóxico lo primero que hay que hacer es determinar aproximada­mente la cantidad que ha comido y avisar de inmediato al veterinario ya que si bien muchas veces pequeñas cantidades no son peligrosas, si han comido mucho se deberá inducir el vómito en casa o bien llevarlo sin demora a urgencias.

Por lo general, el tratamiento implica cui­dados de apoyo hasta que los síntomas remitan. Esto puede incluir: hospitalización, administración de fluidos intravenosos, monitorización del funcionamiento de los órganos, etc.

2 Leche y productos lácteos

La leche y los productos lácteos pueden cau­sar una intolerancia digestiva que se manifiesta con vómitos, diarreas y otros problemas diges­tivos. La leche es el único alimento que reciben cuando son crías pero a medida que crecen, los niveles de la enzima encargada de digerirla, la lactasa, pueden estar reducidos lo que provoca­ría la intolerancia.

Algunos animales adultos la pueden tomar sin problemas. Para averiguarlo primero hay que ofrecer una pequeña cantidad y observar cómo reacciona su organismo; si no pasa nada se puede aumentar la dosis. No obstante hay que recordar que un gato o un perro que tome una dieta completa no necesita leche.

3 Comida cruda

A las personas se nos recomienda que no coma­mos ni carne ni huevos crudos ya que pueden contener una bacteria, la Salmonella que puede ser perjudicial para nuestro organismo. Lo mismo les sucede a las mascotas.

4 Huevos

Los huevos crudos, además, presentan una enzima que reduce la absorción de la vitamina B. La ausencia de esta vitamina provoca proble­mas de piel.

5 Huesos

Estrictamente hablando , si bien los huesos no pueden considerarse como alimento, ofrecérselos a las mascotas puede ser muy peligroso ya que se pue­den atragantar con ellos o sufrir desgarros en el aparato digestivo si se astillan, o incluso torsión gástrica si los ingieren en gran cantidad.

Cuidado con los premios
Los premios o snacks son una buena alterna­tiva a la comida humana siempre que se sigan algunas reglas.

Los perros y gatos con ciertas patologías es mejor que se abstengan de estos productos. Por ejemplo, los animales con problemas de páncreas deberían evitar las golosinas que con­tengan muchas grasas. Igualmente, los perros diabéticos deberían llevar una alimentación controlada para evitar desequilibrios.

Los snacks nunca deben constituir la base de la dieta del animal ya que carecen de la propor­ción correcta de nutrientes básicos que necesita la mascota para mantenerse sana.

A la hora de comprar un snack conviene esco­ger el que tenga un bajo contenido calórico y para los que prefieran una alternativa sana a los productos comerciales pueden escoger entre diferentes frutas.

Vegetales saludables

Algunos vegetales pueden utilizarse para sustituir a los snacks ricos en grasas.

  • Cinco alimentos no saludablesManzanas: son una excelente fuente de vitaminas y de fibra y su contenido en grasas y proteínas es bajo. Se deben eliminar las semillas y el corazón, y cuando aprieta el calor se pueden congelar.
  • Plátanos: dado su elevado contenido en azúcar se recomienda ofrecerlos con moderación. Por lo demás son una excelente fuente de potasio, vita­minas y fibra.
  • Sandía: el 92 % de la sandía es agua por lo que, si se eliminan la corteza y las semillas, es ideal para mantener hidratada a la mascota en verano.
  • Zanahorias: son un excelente snack con un elevado contenido en fibra y betacarotenos, que producen vitamina A.
  • Patatas: las patatas cocidas son saludables para los perros (crudas les pueden causar problemas de estómago).

Extraído de: María Villagrasa, Alimentos tóxicos para las mascotas, Ateuves 63, pags. 14-16.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies