¿Cuánto afecto hay que mostrar a las mascotas?

0

Una investigación ha demostrado que ser demasiado afectuoso con los animales de compañía puede hacer que aumente la propagación de bacterias resistentes a los antibióticos.

El vínculo afectivo que se establece entre un propietario y su gato o perro es uno de los bienes más preciados del propietario y, tal como dice un estudio realizado por la Glasgow’s Caledonian University, este está poco dispuesto a cambiarlo. No obstante, recomienda establecer unos límites en la interacción física ya que existe el peligro de que se transfieran bacterias resistentes a los antibióticos lo que conlleva un riesgo tanto para los propietarios como para las mascotas.
La Dra. Adele Dickson, psicóloga de la salud que dirigió el estudio, afirma que no es su intención que los propietarios dejen de mostrar su afecto hacia las mascotas, pero que bastan unas sencillas indicaciones para mejorar la lucha contra las resistencias a los antibióticos:

  • No hay que besar al perro o gato en la boca.
  • Tampoco hay que dejar que la mascota lama la boca o la nariz del propietario.
  • Es importante lavarse las manos después de acariciar a los animales, en especial antes de las comidas.
  • Cada animal ha de tener sus propios recipientes para comer y nunca comer de los de sus propietarios.

“Son mis bebés de pelo”

Los resultados de las encuestas a los propietarios se organizaron en tres grupos interrelacionados:

  1. “Son mis bebés de pelo”: amor incondicional y antropomorfismo;
  2. “Lo comparten todo conmigo”: afecto y comportamientos de transmisión cotidianos; y
  3. “Pecamos de cautos”: toma de decisiones y uso de antibióticos.

Por lo tanto, estos tres temas trazan el arco de la relación entre los dueños de mascotas y sus animales de compañía para iluminar cómo dichas relaciones tienen el potencial de conducir tanto a conductas de transmisión de resistencia a los antimicrobianos como a comportamientos de toma de decisiones respecto a los antibióticos.

“Más vale prevenir”

En el caso de los antibióticos, la máxima “Más vale prevenir”, no está justificada, al contrario, se puede considerar un vehículo para facilitar las resistencias a los antimicrobianos. Muchos propietarios exigen al veterinario que se utilice un antibiótico “por si acaso” y es posible que el veterinario, para reducir su inquietud, prescriba alguno.
Antes de llegar a este extremo hay que aleccionar al propietario sobre los riesgos que entrañan los antibióticos mal administrados y hay que decirle que la mejor manera de curar a su mascota es escuchando y confiando en su veterinario.

Conclusiones

Los comportamientos afectuosos entre los animales de compañía y sus dueños representan un riesgo para la transmisión de resistencias a los antimicrobianos, pero son tan preciados que es poco probable que sean susceptibles de cambiar. En contraste, promover la administración apropiada de antibióticos entre los dueños de mascotas y veterinarios puede ofrecer un camino viable para el desarrollo de la intervención.

A. Dickson, M. Smith, F. Smith, J. Park, C. King, K. Currie, D. Langdridge, M.Davis & P. Flowers (2019) Understanding the relationship between pet owners and their companion animals as a key context for antimicrobial resistance-related behaviours: an interpretative phenomenological analysis. Health Psychology and Behavioral Medicine, 7:1, 45-61.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies