El gato que tose: el asma felina

3

Cuando un gato tose es muy importante reconocer cuáles son las causas de dicha tos para poder aplicar los tratamientos tanto médicos como ambientales adecuados.

El asma felina y la bronquitis crónica son las causas más frecuentes de tos felina. Son dos enfermedades muy similares pero muy distintas al mismo tiempo. Mientras que la primera suele aparecer por la inhalación de un alérgeno que induce una reacción de hipersensibilidad, la segunda se suele producir durante todo el año y es independiente de la exposición al alérgeno.

Diagnóstico del asma felina

A veces el propietario interpreta la tos de su gato como si fueran bolas de pelo por lo que le ofrece malta. En otras ocasiones, cree que es un vómito. Por este motivo es importante realizar un exhaustivo examen clínico y prestar especial atención a la auscultación pulmonar, en la que percibirá la presencia de pitidos y sibilancias si el animal es asmático.

¿Cuáles son los tratamientos habituales del asma felina?

El tratamiento a largo plazo comprende la administración de medicación y el manejo ambiental con control de los aerosoles del ambiente doméstico. Es importante realizar un exhaustivo examen clínico y prestar especial atención a la auscultación pulmonar, en la que percibirá la presencia de pitidos y sibilancias si el animal es asmático.

Broncodilatadores y glucocorticoides

El tratamiento médico del asma felina incluye principalmente medicamentos, los llamados broncodilatadores. Pertenecen a diferentes familias y tienen distintas presentaciones (inyectables, comprimidos, jarabes o inhalados). Últimamente, por los menores efectos secundarios que producen, los medicamentos inhalados son los protagonistas de los tratamientos a largo plazo. La única dificultad radica en acostumbrar al animal a la aceptación de estos aerosoles. Para ello hay que hacerlo paso a paso.

Manejo ambiental

El manejo ambiental es de vital importancia en este tipo de enfermedades. Las reacciones de hipersensibilidad que desencadenan la broncoconstrición están producidas por alérgenos muy presentes en el ambiente doméstico tales como ácaros del polvo, humo de tabaco, ambientadores (inciensos, aerosoles, desodorantes en spray, perfumes…), polen estacional, arena de las bandejas. Por ello, el gato tendría que vivir en un lugar que se ventilara de forma regular y en el que no se utilizaran dichos productos. Así mismo, el material para la cama de descanso de la mascota, los rascadores, etc. deberían ser de un material sintético.

Extraído de: Ana María Martínez Munera, Alessandro Monaldi y Javier Santano Esquiu. El gato que tose: el asma felina. Ateuves 50, pp. 18-21

3 comentarios

  1. Pingback: ¿Cuáles son las enfermedades del invierno en perros y gatos?

  2. Pingback: Bronquitis alérgica felina

  3. Pingback: ¿Cuáles son las enfermedades más habituales en mascotas durante invierno? – Melipets

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies