Enfermedades del Galgo: ¿cuáles son los problemas más habituales de esta raza?

0

¿Cuáles son las enfermedades del Galgo que nos encontramos de forma más habitual en nuestras consultas?

El Galgo es un perro cazador que necesita grandes espacios para liberar toda su energía. Con los seres humanos es cariñoso y muy leal.

Las seis enfermedades del Galgo más frecuentes

Entre las enfermedades del Galgo y otros problemas de esta raza se puede decir que los seis que citamos a continuación son los más habituales:

Las enfermedades del Galgo

1 El síndrome de comedón ventral afecta a muchos galgos en su pecho, donde su piel hace con­tacto con el suelo. Se manifiesta en forma de manchas, parecidas a las espinillas humanas. No hay un tratamiento específico para esta condición, pero resulta bene­ficioso bañar al animal con un champú que contenga peróxido de benzoilo.

2 Los galgos tienen mayores cantidades de glóbulos rojos ya que dada su condición de atletas, los necesitan para llevar cargas de oxígeno más altas a sus músculos. La cantidad de glóbulos rojos se mide mediante el volumen celular lleno (PCV) cuyo valor normal para un perro es de 37 a 55. Los galgos suelen tener niveles entre 41-64. Un PCV de 38 es normal para cualquier otro perro, mientras que un galgo con este resultado se considera anémico.

3 La atrofia progresiva de la retina (PRA) engloba un grupo de trastornos oculares degenerativos que causan ceguera en ambos ojos. Probablemente es un tras­torno genético. El primer síntoma es la ceguera nocturna. Los perros afectados son reacios a bajar escaleras o a salir a la calle cuando hay poca luz. La superficie de sus ojos se vuelve turbia y puede adqui­rir un brillo verdoso. Este trastorno no tiene cura y los animales acaban quedándose ciegos.

4 Las fracturas del hueso tarsiano central son las más comu­nes en los galgos de carreras y se asocian a menudo con fracturas del calcáneo. Estas últimas son la segunda fractura más habitual que acompaña a las fracturas de tarsiano central. Los galgos retirados de las carreras se deben vigilar de cerca por si se produce alguna recaída en sus lesiones.

5 Los galgos tienen bajos niveles de la hormona tiroidea (T4). A menudo tienen signos clínicos como la intolerancia al frío o la inactividad que se pueden confundir con hipotiroidismo. Por ello, el hipotiroidismo a menudo está mal diagnosticado en los galgos. Así pues para determinar si un Galgo tiene esta enfermedad, además de tener en cuenta los signos clínicos, se necesita realizar un análisis completo de tiroides.

6 La púrpura trombocitopénica idiopática o PTI, es una condición en la que la concentración de pla­quetas de la sangre del perro es anormalmente baja. Las plaquetas son las células que se encargan de la coagulación de la sangre cuando se produce alguna lesión, por lo que si están en cantidades bajas pueden causar hematomas y sangrado.

No al maltrato

El Galgo se sigue usando como animal de caza por lo que en numerosas ocasiones se cría de forma masiva sin los necesarios controles veterinarios. Además cuando acaba la temporada de caza numerosos galgos son abandonados, ahorcados, arrojados a ríos o acequias, etc. Por este motivo el Galgo es, junto al Podenco, la raza que sufre más maltrato en nuestro país.

Afortunadamente se han creado varias plataformas ciudadanas que luchan para poner fin a esta situación.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies