Esterilización y almacenamiento del material quirúrgico

0

Cuando el material ya está limpio se debe esterilizar y, por último, almacenar correctamente para que esté disponible en las siguientes actuaciones quirúrgicas.

Instrumental

Excepto algunos materiales de alta frecuencia en uso quirúrgico (kits de laparotomía; conjuntos porta-tijera-pinza-mango bisturí, etc.) en nuestro centro esterilizamos el material inmediatamente antes de cada intervención quirúrgica. Para ello, debemos mantener un orden estricto del material y listas con el material necesario para cada intervención de modo que no se olvide ningún instrumento indispensable para ese procedimiento a la hora de esterilizar. Habitualmente disponemos de casetes para instrumental con orificios tanto en la base de la caja como en la tapa y con filtros que permiten dejar pasar el vapor pero que son impermeables a microorganismos. Dentro de la casete ponemos un paño de algodón 100% que envolverá el instrumental, introducimos el material que necesitamos, doblamos dicho paño, cerramos la casete y procedemos a la esterilización.

Con respecto a los kits dobles o triples de instrumental para cirugías específicas que no van a ser utilizados inmediatamente (se almacenan para cuando se necesiten), introducimos el material requerido en las casetes con tapa y filtro pero además, exteriormente la casete va recubierta primero por una capa doblada de papel (100% celulosa) con un alto grado de impermeabilidad que proporciona una gran barrera antimicrobiana y después por un paño 100% algodón. Una vez preparado el envoltorio se introducirá en los aparatos para esterilizar. Con este doble envoltorio se asegurará la esterilidad interna por más tiempo.

También se utilizan los sobres o bolsas para la esterilización y almacenamiento de instrumental (cajas de tornillos, conjunto tijera-tijera-mango bisturí, mangos de lámparas, etc.).

Tanto la esterilización química en frío como la esterilización por calor no son las más idóneas. La primera por el gran tiempo que requiere, así como por el hecho de que el glutaraldehído al 2% es un irritante y sensibilizador cutáneo y de las vías respiratorias. Por lo tanto, el material esterilizado con glutaraldehído ha de ser enjuagado previamente con agua estéril antes de ser utilizado, por lo que su uso se hace aún más engorrosa. Las estufas de calor dañan el instrumental más delicado debido a las altas temperaturas que necesitan por lo que tampoco se recomienda su utilización.

Por tanto, el autoclave se torna el principal método de esterilización en la cirugía veterinaria convencional.

Utilizar bolsas únicas aun siendo termoselladas no es una buena opción para almacenar instrumental. También es absolutamente necesario fechar cada bolsa y cada casete para tener constancia de su validez como producto estéril.

A las casetes debemos añadirles cintas indicadoras de esterilización tanto interna como externamente para asegurarnos de que el ciclo fue hecho correctamente. Las bolsas normalmente traen indicadores propios de fábrica.

Tanto las casetes como las bolsas dobles se han de almacenar en lugares donde no haya corrientes de aire ni humedad (lugares bien cerrados y aislados como armarios, cajones, etc.). De esa forma mantendremos la esterilidad con más seguridad durante más tiempo.

Motores

Debido a que los motores quirúrgicos son elementos muy delicados, el único método de esterilización adecuado para ellos es el de vapor-presión (autoclave).

En nuestro centro todos los motores son esterilizados-almacenados en casetes con doble envoltura. La primera de papel 100% celulosa y la segunda es un paño de algodón 100%. Tanto en la parte más interna como en la externa llevan cintas indicadoras de esterilización.

Tenemos dos casetes para mangueras y pistolas, tenemos otra para manguera y micromotor y por último una independiente para la sierra oscilante. Por supuesto, cabe la posibilidad de esterilizar y almacenar este material en bolsas dobles termoselladas, pero nosotros preferimos la seguridad de la casete.

Al igual que en el caso del instrumental, tanto las casetes como las bolsas dobles se han de almacenar en lugares donde no haya corrientes de aire ni humedad, en lugares bien cerrados y aislados.

T iempos de almacenaje del instrumental y los motores
– La casete con doble envoltura puede conservar la esterilidad hasta 6 meses.
– Los sobres de esterilización termosellados tienen validez de 1-2 días.
– Los sobres termosellados dobles pueden conservar la esterilidad hasta 3 meses.

Paños de campo

Antes de realizar la esterilización de los paños de campo, hacemos “paquetes” de 6 a 10 paños que recubrimos de nuevo con dos envolturas. La primera de papel 100% celulosa y la segunda, un paño 100% algodón. También pueden ser las dos de papel, lo que prolonga la fecha de caducidad.

En la parte externa (segunda capa: paño de algodón) llevan indicadores de esterilidad así como fechado del día de esterilización.

Extraído de Jesús Sánchez Nicolás, Preparación adecuada del material quirúrgico, Ateuves 22, págs. 26-31.

Artículos relacionados: Limpieza y secado del material quirúrgico.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies