Funciones del auxiliar en la cirugía oftalmológica

0

Cuando un paciente acude a una cita quirúrgica, necesitamos previamente tener un “prequirúr­gico” previsto de: analítica de sangre, electro­cardiograma, radiografía de tórax, ecografía abdominal y/o ecocardiografía, dependiendo del caso. Proporcionaremos al anestesista estos datos, así como el peso, la edad, la medicación que recibe el animal y el tipo de intervención que se va a realizar.

El preoperatorio

Preparación del paciente

Primeramente, el anestesista premedica al perro. Cuando ya esté sedado pasaremos al quirófano para dar apoyo al anestesista. Le ayudaremos a poner vías, a intubar, a fijar los electrodos, a posicionar al paciente en la mesa de quirófano (varían dependiendo de la cirugía la colocación del perro y del cirujano) y en todo aquello que requiera de nuestra ayuda.

Cuando el animal, anestesiado y monitorizado, esté completamente estabilizado procederemos a fijar la cabeza con una colchoneta de vacío, le rasuraremos los párpados, si la cirugía lo requiere y finalmente lavaremos meticulosa­mente la piel y la superficie ocular.

Preparación del material

Preparar el material para cada cirugía será tam­bién nuestra tarea. Cerciorarnos de que el mate­rial esté en buen estado es de gran importancia, puesto que es un instrumental muy pequeño y delicado (podemos ayudarnos para ello del microscopio quirúrgico).

Colocaremos el material de microcirugía en unas bandejas especiales dise­ñadas para su correcta esterilización (figura 1) y pondremos el ciclo del autoclave indicado (alta o baja temperatura) siempre intentando que este ciclo acabe lo más próximo al inicio de la inter­vención.

El paciente oftalmológico en el quirófano

Figura 1. Preparación de una bandeja de microcirugía antes de su esterilización.

Colocaremos de forma ordenada todo lo necesario para la cirugía, incluidos paños qui­rúrgicos, suturas, gasas, soluciones para mante­ner el ojo lubricado, lancetas de celulosa, etc. y lo tendremos a mano para ofrecerlo al cirujano en el momento preciso (figura 2).

El paciente oftalmológico en el quirófano

Figura 2. Apoyo del auxiliar en el quirófano de oftalmología.

Hay que tener en cuenta que el cirujano realiza las cirugías sen­tado, y por ello hay que procurar estar disponi­ble durante la intervención y facilitarle cualquier cosa que pueda necesitar (apertura de suturas, lentes intraoculares, variar la intensidad de la luz del quirófano, etc.).

El posoperatorio

Nuestro papel sigue siendo de suma importancia en el despertar del paciente, puesto que debe­mos hacer que se encuentre lo más tranquilo posible. Colocar un collar isabelino inmediata­mente después de la intervención, mantenerlo en una sala con buena temperatura, poco ruido y baja luz, evitar a toda costa que el animal se pueda golpear o tocarse el ojo intervenido, son cuidados clave para la buena recuperación y que repercutirán en el éxito del posoperatorio.

Cuando el paciente esté listo para irse a casa es importantísimo dar el protocolo de medica­ción a los propietarios por escrito, para que no haya ninguna confusión ni malos entendidos, especificando el tratamiento a administrar, la duración, cada cuánto hay que administrarlo y mostrarles cómo hacerlo.

Cuando la mascota abandone nuestro centro no acaba ahí nuestra preocupación por él. Nos pondremos en contacto con el propietario a lo largo del día. Llamaremos para preguntar por su mascota, qué tal ha pasado el día, si ha comido, si está tranquilo, si les ha surgido alguna duda con la medicación, etc.

¿Cuáles son las patologías oftalmológicas más frecuentes?

Una vez enumeradas y explicadas las princi­pales funciones del auxiliar en la consulta de oftalmología, consideramos de gran importan­cia estar perfectamente familiarizados con las enfermedades oculares más frecuentes en la actualidad en nuestro centro. Debemos cono­cer la manera que tienen de presentarse, cuáles son las razas más predispuestas a padecerlas, sus posibles causas y sus signos clínicos. De este modo podremos ser de gran ayuda, una vez más, al oftalmólogo.

1 Úlceras corneales

Es la pérdida de continuidad de una o más capas de la córnea. Los signos clínicos más comunes son:

  • Blefaroespasmo: cierre de los párpados debido al dolor.
  • Epífora: excesivo lagrimeo.
  • Fotofobia: malestar ocular por una estimula­ción luminosa.
  • Procidencia de la membrana nictitante.
  • Edema corneal.

El test de fluoresceína es esencial para este diag­nóstico (figura 3).

El paciente oftalmológico en el quirófano

Figura 3. Detalle de la fijación de la fluoresceína en una úlcera corneal.

Las causas más frecuentes son: cuerpos extra­ños, arañazos, agentes químicos, roces de pelos, ojos secos, etc.

Las razas más predispuestas a padecer una úlcera corneal son: Bulldog Fran­cés, Carlino, Shih Tzu, Lhasa Apso y Pekinés.

2 Cataratas

Es la pérdida de transparencia, parcial o total, de alguna parte del cristalino, de sus cápsulas o de ambos. Pueden presentarse de forma uni­lateral o bilateral, y es más frecuente en perros que en gatos.

Los signos clínicos más característicos son una pupila blanca (figura 4) y déficit visual.

El paciente oftalmológico en el quirófano

Figura 4. Paciente con catarata. Nótese el cambio de color del ojo afectado
(pupila blanca) respecto al ojo normal (pupila negra).

Las causas más frecuentes son: inflamaciones intraoculares, diabetes, alteraciones genéticas, degeneraciones de la retina y tóxicos.

Las razas más predispuestas a presentar cata­ratas son: Bulldog Francés, Yorkshire Terrier, Golden Retriever, Caniche, Cocker Spaniel y West Highland White Terrier.

Extraído de Isabel González Cea, Eugenia Collazo Vaccaro, Antonia Imbernón Alcántara y Beatriz Ayala Marín Aproximación al paciente oftalmológico, Ateuves 68, págs. 32-37.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies