Las perras y gatas deben gestar al menos una vez en su vida… ¿o no?

1

Algunos propietarios están convencidos de que si su mascota no pare al menos una vez en su vida, su salud se va a resentir y va a ser el animal más infeliz del mundo. ¿Qué hay de cierto en todo esto?

Muchas personas piensan que es importante que su perra o gata tenga al menos una camada en su vida para que su desarrollo físico, e incluso emocional, sea correcto. El origen de este mito no está claro y, de hecho, no existe ninguna evidencia de que esto sea cierto. Es más: cruzar a un animal no es imprescindible para él, ni desde luego es la mejor forma de evitar que sufra problemas de salud, como muchos opinan. De hecho, el propio cruce puede dar lugar a la aparición de enfermedades de transmisión sexual, entre otras.

¿Conductas sexuales?

Si no es necesario cruzarlos, ¿por qué los animales de compañía hacen gala a menudo de comportamientos sexuales con objetos o personas? Esto es, costumbres conocidas por todos como, por ejemplo, “montar” un cojín o la pierna de un invitado.

Este tipo de conducta es completamente normal, especialmente durante la etapa de celo en el caso de las hembras, o cuando existe una hembra en celo cerca, en el de los machos. El origen de actuaciones como esta es complejo, y no siempre está causado únicamente por una finalidad sexual. Más bien suele explicarse como una expresión de dominancia del animal hacia el objeto, esté asociado o no con motivos reproductivos.

Es por ello por lo que la existencia de esta pauta de comportamiento, al contrario de lo que muchos opinan, no está relacionada con el hecho de que el animal necesite cruzarse.

Camadas indeseadas

En el momento en que un propietario nos comunica su deseo de cruzar a su perra o gata, debemos explicarle que la salud de su mascota no depende de ello, por los motivos anteriores y, además, que tiene que estar muy seguro de poder acarrear las consecuencias de la gestación. No olvidemos que, por muy gratificante que pueda resultar asistir al proceso y tener cerca a los cachorros, siempre hay que evaluar las desventajas:

  • En primer lugar se debe tener en cuenta que, generalmente, las camadas de perras y gatas suelen ser numerosas, sobre todo en determinadas razas. Si un cliente del centro veterinario se plantea la posibilidad de cruzar a su perra porque “le gustaría que tuviera cachorritos”, tenemos que hacerle ver que lo más probable es que su mascota dé a luz a un número de cachorros elevado, del que él no estaría dispuesto a hacerse cargo.
  • Aunque pueda tratarse de una gran experiencia para toda la familia, el momento de separar a la madre de sus cachorros puede ser incluso doloroso, no sólo para ella, sino también para sus propietarios.
  • Los cachorros que no consigan un hogar, o que terminen en casas donde son acogidos por compromiso, pueden pasar de mano a mano o ser abandonados.

La mejor alternativa a estas situaciones es la castración de la hembra que, además de ser el mejor método para evitar gestaciones indeseadas, reduce la frecuencia de aparición de enfermedades como la piómetra o el tumor de mama.

1 comentario

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies