Limpieza y secado del equipamiento quirúrgico

0

Parte fundamental del buen trabajo de prequirófano es la preparación de todo el instrumental que vamos a utilizar después en las intervenciones quirúrgicas.

Tanto el buen lavado como el secado así como la esterilización y el almacenamiento son partes del proceso que se han de conocer a fondo para que se puedan realizar de una manera correcta y eficaz.

Lavado y secado

Vamos a empezar por explicar el proceso de lavado y secado del material necesario.

Instrumental

El instrumental debe lavarse tan pronto como sea posible después de la cirugía.

Si limpiamos el material a mano, deberíamos dejarlo sumergido en agua al menos unos 5 minutos con soluciones enzimáticas que eliminan el material proteico del instrumental. Acto seguido limpiaremos el material con cepillado intenso utilizando detergentes neutros y aclarando seguidamente con abundante agua. Secaremos con un paño o toalla y dejaremos que el material se seque completamente encima de un paño sin que tenga contacto con otro instrumento, y con la bisagra completamente abierta.

Si disponemos de ultrasonidos, utilizaremos este método en vez del manual puesto que limpia el instrumental de manera eficaz. Si, además, utilizamos las soluciones enzimáticas citadas antes el resultado es más que brillante. Los instrumentos deberán introducirse con los cierres abiertos y se deben enjuagar abundantemente antes de dejarlos secar de la misma forma que si lo hacemos a mano.

Por último, se puede utilizar el lavado a máquina del instrumental donde la limpieza, desinfección, aclarado y secado es automático en ciclos de alrededor de 70 minutos. La utilización en estos aparatos de desinfectantes-limpiadores por un lado y aclarantes por otro maximiza el resultado final. En estos “lavainstrumentos” no puede introducirse instrumental delicado (pines, brocas, tarauds, hojas de sierra, tornillos, etc.) porque se pueden doblar e incluso romper. Al igual que en el ultrasonido, los cierres del material deben permanecer abiertos.

Motores

De igual forma que con el instrumental, los motores y mangueras han de lavarse tan pronto sea posible tras la cirugía y no pueden sumergirse, por lo que su limpieza debe hacerse con cepillos o esponjas húmedas utilizando detergentes con pH neutro. Por lo tanto, no se pueden lavar ni con ultrasonidos ni en máquinas lavadoras. El secado se realiza de igual forma que en el resto de instrumental.

El aceitado previo a la esterilización se realizará siguiendo las instrucciones de cada fabricante.

Paños de campo

Se han de mandar a la lavandería inmediatamente después de la cirugía.

Tiempos de almacenaje de los paños de campo
• La caducidad de estos paquetes de paños con las dos envolturas es de 4 semanas.
• Si las dos envolturas son de papel 100% celulosa el tiempo es de 6 meses.

Haz clic en el enlace para saber las diferencias entre esterilización, desinfección y antisepsia.

Extraído de Jesús Sánchez Nicolás, Preparación adecuada del material quirúrgico, Ateuves 22, págs. 26-31.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies