Los cuidados del Jerbo

0

Los jerbos son unos pequeños mamíferos curiosos, ágiles y saltarines además de inteligentes y muy limpios. Su único inconveniente es que, como roedores que son, muerden todo aquello que encuentran.

Datos básicos
Nombre científico: Meriones unguiculatus
Longevidad: 3-4 años
Madurez sexual: 65-85 días
Gestación: 23-26 días
Tamaño de camada: 3-8 crías, hasta 7 camadas/año
Destete: 24-26 días
Temperatura corporal: 37-38,5 ºC
Frecuencia cardiaca: 250-350 lpm
Frecuencia respiratoria: 40-100 rpm
Alimentación: omnívoros
Hábitos: nocturnos, aunque presenta actividad diurna
Peso: 50-80 g (hembra), 80-130 g (macho)
Temperamento: dócil
Hábitat natural: Regiones desérticas de Mongolia y NE de China
Tª y humedad en el comercio: 17-22ºC, humedad 25-35 %

Un poco de normativa

Recuerda al cliente que debe tener la factura de compra o cesión por parte del criador para acreditar su procedencia.

Según el RD 53/2013 hay unas dimensiones óptimas para mantener a un jerbo que varían en función de su peso corporal: menos de 40 g 150 cm2 y más de 40 g 250 cm2. En ambos casos la altura mínima del recinto será de 18 cm. La dimensión mínima del recinto será de 1.200 cm2 en cualquier caso. Aunque esta normativa se aplica para animales con fines científicos o docentes es interesante conocerla y tenerla en cuenta para la mascota.

Debes saber que…

Son grandes excavadores, muy  ágiles, de cola es larga y con el manto de colores muy variados.

Hay que protegerlos de las corrientes, las bajas temperaturas y del sol directo. Es imprescindible mantener la higiene de las jaulas, que deben disponer de una bandeja exterior para evitar el derrame de sustrato.

Los ejemplares criados en cautividad son muy sociables y no suelen morder ni mostrar agresividad, pero hay que familiarizarlos con su entorno y manipularlos suavemente a menudo. No se deben coger de la punta de la cola por el riesgo de que se fracture o la piel se separe del hueso. Es recomendable ofrecerles nuestra palma para que se suban, pero cuidado: pueden saltar de la mano y lesionarse.

Al ser un animal desértico, produce pequeñas cantidades de orina, bastante concentrada y no necesita bañarse.

Si el propietario tiene pensado comprarle una rueda para que se entretenga coméntale que en el caso del jerbo es peligroso y, de hecho, no es nada recomendable: tanto su cola como sus patas pueden quedar atrapadas.

Respecto a la comida no conviene que coman col, patata, cebolla, chocolate ni dulces.

A la hora de seleccionar un ejemplar hay que revisar los aspectos que indican salud y rechazar animales con mal aspecto: pelo desaliñado, letargo, dientes y uñas muy largas, respiración agitada o pesada, heridas, bultos…

Cómo saber si es macho o hembra

El macho adulto tiene los testículos oscuros y visibles bajo la base de la cola. En caso de duda, hay que ver la distancia entre el ano y el pene o vagina. Si los genitales y ano están muy pegados es una hembra y si están más separados es un macho. Si los jerbos son crías sin pelo, a las hembras se les aprecian tres o cuatro pares de mamas.

¿Qué necesita?

Imprescindibles

  • Lecho
  • Heno
  • Comedero
  • Bebedero
  • Juguetes
  • Verduras y fruta
  • Mezclas comerciales de semillas bajas en grasa
  • Pellets
  • Heno

Se recomienda…

  • Túneles
  • Piedras de minerales y calcio
  • Golosinas y complementos

Adaptado de Natalia Sagarra, Jerbos, EspeciesPro 196, pág. 10.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies