Los gatos pueden reconocer su nombre

0

La situación con los perros es clara: al oír su nombre levantan las orejas y se giran hacia su interlocutor. Pero ¿qué pasa con los gatos? ¿Reaccionan del mismo modo? ¿Pueden reconocer su nombre?

Un grupo de investigadores japoneses realizó un estudio* para tratar de averiguar hasta qué punto podían los gatos discriminar las expresiones humanas que consistían en los propios nombres de los gatos, los sustantivos generales y los nombres de otros gatos que cohabitan con ellos. En el experimento participaron gatos de hogares comunes y de un cat-café, según se informa en la revista Science.

Resultados

Entre los gatos caseros, mientras se reproducían las palabras al azar (los sustantivos), los animales se interesaban cada vez menos. Pero tan pronto como escucharon su nombre, la mayoría movió sus oídos y sus cabezas; algunos incluso se levantaron. Los científicos vieron respuestas similares cuando el nombre del gato apareció después de los nombres de otros felinos con los que vivía, o cuando un extraño pronunciaba las palabras.

Por su parte, los gatos que vivían en el cat-café tuvieron algunos problemas con la tarea. Estos felinos podían distinguir su nombre de los nombres aleatorios, pero no de los nombres de los gatos con los que compartían el café. Los autores del estudio indican que es posible que los visitantes llamen por su nombre a muchos gatos, pero que solo “recompensen” a algunos con caricias o golosinas, por lo que reconocer su nombre sería indiferente.

Conclusiones

Estos hallazgos demuestran de forma experimental que los gatos tienen cierta comprensión de lo que les estamos diciendo, concluye el equipo de investigadores. Los gatos entrenados pueden entender palabras como “sentarse” o “saltar”, pero podría ser porque los humanos están usando señales adicionales, como gestos con las manos. Los nuevos hallazgos podrían mejorar nuestras relaciones con nuestras mascotas, afirman los autores; pronunciar el nombre del gato durante una visita estresante al veterinario, por ejemplo, podría ayudar a tranquilizarlo. No obstante, si los gatos entienden que su nombre es realmente su nombre no está claro. Es posible que solo piensen que es otra palabra para “golosina”.

Así pues, la próxima vez que algún cliente te diga que su gato le obedece cuando le llama, le podrás dar “científicamente” la razón.

*Atsuko Saito, Kazutaka Shinozuka, Yuki Ito & Toshikazu Hasegawa. Domestic cats (Felis catus) discriminate their names from other words, Scientific Reports volume 9, Article number: 5394 (2019)

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies