Manejo básico de pequeños mamíferos en la clínica veterinaria

0

El primer impulso al ver un conejito es darle un gran abrazo. No obstante, hay que recordar a los propietarios que son animales frágiles que deben manipularse con delicadeza.

Por lo general los pequeños mamíferos como conejos y roedores son bastante sociables por lo que los propietarios pueden establecer con ellos una buena relación. No obstante hay que advertirles de la necesidad de cogerlos con cuidado ya que cualquier manipulación incorrecta la pueden interpretar como una amenaza.

Lagomorfos

Cuando cojamos a estos animales, debemos mantenerlos siempre sujetos por dos puntos, la nuca y el coxis. Nunca hay que cogerlos sólo por la nuca, ya que al saltar pueden dañarse el raquis (figura 1).

Manejo básico de pequeños mamíferos

Figura 1. Los conejos deben sujetarse siempre por dos puntos para evitar que se lesionen: la nuca y la columna vertebral.

Para sujetar a un lagomorfo podemos cogerlo firmemente de los hombros, dejándole apoyar sus extremidades posteriores. También podemos sujetarle sobre nuestro brazo, poniendo su cabeza en nuestra axila, y con el mismo brazo le sujetamos el coxis. Con la otra mano mantenemos fija la nuca (figura 2). Para explorar el abdomen, sujetaremos la nuca y el coxis, y colocaremos al animal en posición de decúbito supino.

Manejo básico de pequeños mamíferos

Figura 2. Sujeción de un lagomorfo sobre un brazo.

También podemos simplemente tenerlo vigilado en la mesa, en estación, impidiendo que se caiga. No debemos olvidar tener mucho cuidado con los arañazos.

Roedores

Los roedores de menor tamaño se sujetan con una mano: con los dedos pulgar e índice por el pliegue de piel que tienen encima de la nuca, con el corazón y el anular por las extremidades y con el meñique por la cola (en las especies que la tengan) (figuras 3 y 4).

Manejo básico de pequeños mamíferos

Figura 3. Sujeción de un roedor.

A los de mayores proporciones les sujetaremos el cuello por su parte dorsal, colocándolos entre nuestros dedos índice y corazón de forma que descanse el dorso del animal en la palma de nuestra mano. Con los dedos pulgar por un lado y anular y meñique por otro, retendremos las extremidades posteriores de cada lado.

Manejo básico de pequeños mamíferos

Figura 4. Una variante de la forma de sujetar a
un roedor descrita en la figura 3.

Extraído de: Pablo Fenoll Rejas, Juan María Josa Mutuberría, Marcos Makowski Zamora, Patricia Alfaro Calleja. Manejo básico de las especies en la clínica de pequeños animales. Ateuves 2, pp. 36-41.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies