Necesidades en la nutrición de perros con enfermedad hepática

0

El hígado es imprescindible para la digestión, la absorción, el metabolismo y el almacenamiento de los nutrientes, así que cuando existe una enfermedad hepática se produce como consecuencia una malnutrición. En este caso, por lo tanto, es fundamental proporcionar una alimentación adecuada.

El hígado cumple numerosas funciones, lo que se refleja en la multitud de alteraciones que pueden producirse cuando hay un problema hepático, aunque también ocurre que, gracias a la considerable capacidad de reserva funcional y al gran potencial de regeneración del hígado, los síntomas clínicos no se observan hasta que esta reserva está agotada.

Es posible mejorar la nutrición de perros con enfermedad hepática utilizando nutrientes y metabolitos específicos.

Nutrición de perros con enfermedad hepática: adaptación de los aportes de la dieta

El tipo de dieta debe adaptarse dependiendo de la enfermedad hepática, de la tolerancia a las proteí­nas de los alimentos y del estado nutricional del animal. La duración del tratamiento dietético está en función del origen de la alteración y de la capa­cidad de regeneración del tejido hepático.

Para las alteraciones crónicas puede resultar nece­saria una prescripción de por vida. Es esencial un aporte suficiente de energía y de proteínas de alta calidad para asegurar un balance proteico positi­vo y permitir la regeneración hepática.

Control dietético
• Tratar la malnutrición suministrando una cantidad adecuada de energía y nutrientes.
• Favorecer la regeneración del hígado, para lo que es importante el aporte proteico.
• Limitar las lesiones hepáticas previniendo el estrés oxidativo.
• Prevenir o reducir las complicaciones metabólicas, como la encefalopatía hepática o la ascitis.

Energía

Los perros con alteración hepática suelen pre­sentar unas necesidades energéticas mayores. La dieta debe tener la energía concentrada, ya que generalmente tienen el apetito reducido. Lo mejor es aportarla en forma de grasa, ya que ésta constituye una fuente de energía concen­trada y de gran palatabilidad.

Los perros que sufren alguna alteración hepáti­ca pueden tolerar cantidades más importantes de materia grasa en su alimentación de lo que antes se suponía.

Carbohidratos

Los carbohidratos no deberían representar más del 45% de las calorías de los alimentos, en par­ticular en los perros con cirrosis.

Proteínas

Las necesidades proteicas son normales e inclu­so mayores. La malnutrición proteica se traduce en una pér­dida de masa muscular y una hipoalbuminemia. Un balance proteico y energético negativo fa­vorece la encefalopatía hepática, disminuye la respuesta inmunitaria y aumenta la mortalidad.

  1. Nivel de aporte proteico. Es importante pro­porcionar suficientes proteínas, de alta calidad y de digestibilidad elevada.
    El nivel proteico sólo debe reducirse cuando existan síntomas de encefalopatía hepática.En ese caso, además se administrará lactulosa o antibióticos por vía oral ya que aumentan la tolerancia a las proteínas.
  2. Tipos de proteínas. La calidad y la proce­dencia de las proteínas es importante, ya que las proteínas de alta calidad son las que ofrecen mejor digestibilidad.
    Hasta ahora, se consideraba que las proteínas de origen animal eran de mayor calidad que las de origen vegetal, pero las obtenidas de la soja, del maíz o de los productos lácteos son mejor toleradas en caso de encefalopatía he­pática que las de origen cárnico, aunque no se recomiendan dietas basadas únicamente en proteínas de la leche o en las de las semillas de soja porque no son muy palatables y pueden provocar diarrea.

Fibras

Un aporte moderado de fibras alimentarias, fermentables y no fermentables, es muy útil en el tratamiento dietético a largo plazo de perros con alteración hepática.

Las fibras fermentables son útiles para el tra­tamiento de la encefalopatía hepática y las no fermentables actúan regulando el tiempo de tránsito intestinal, previniendo el estreñimiento y absorbiendo las toxinas.

Zinc

Posee efectos hepatoprotectores y tiene funcio­nes antioxidantes, por lo que es útil para cual­quier perro con alteración hepática.

Los suplementos de zinc también son útiles para prevenir la acumulación hepática de cobre en caso de hepatotoxicosis producida por éste.

Vitaminas

  • Vitaminas del grupo B: suelen doblarse ba­sándose en las recomendaciones hechas para las personas con alteración hepática.
  • Vitamina C: la dieta debe contener niveles adecuados de vitamina C para compensar la disminución de su síntesis y beneficiarse de sus propiedades antioxidantes.
  • Vitamina E: se aumenta.

Antioxidantes

En un gran número de enfermedades hepáti­cas se produce un incremento de los radicales libres, que parece que desempeñan un papel importante en el desarrollo y mantenimiento de las lesiones hepáticas. Además, las alteraciones hepáticas deprimen los sistemas antioxidantes endógenos, lo que agrava el estrés oxidativo.

Los suplementos de antioxidantes, como las vita­minas E y C, la taurina y la S-adenosilmetionina (SAMe) contribuyen a reducir las lesiones oxida­tivas. Una combinación de antioxidantes es me­jor que uno solo, ya que actúan sinérgicamente. Asimismo, la dieta debe contener zinc, mangane­so y selenio, que normalmente se incorporan en los sistemas antioxidantes enzimáticos.

La S-adenosilmetionina limita los procesos oxi­dativos porque es un precursor del glutation, una importante enzima hepática antioxidante que suele estar reducida en el organismo de los perros con insuficiencia hepática. También po­see propiedades antiinflamatorias.

La fosfatidilcolina es un fosfolípido que forma parte de la composición de la bilis, necesaria para transportar los ácidos biliares. Es tam­bién un elemento estructural de las membranas celulares, por lo que desempeña un papel he­patoprotector y favorece el mantenimiento de la integridad de la membrana.

El silimarín también tiene propiedades antioxi­dantes.

Artículo extraído de: Manejo nutricional de los pacientes con enfermedad hepática. Ibone Olóndriz. Ateuves 37, pp. 12-15.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies