Ozonoterapia en mascotas

0

La ozonoterapia es un tratamiento novedoso para nuestras mascotas, y con un elevado porcentaje de éxito. Se puede aplicar en muchas patologías, aunque se utiliza con poca frecuencia en los centros veterinarios. A continuación vamos a responder a algunas de las preguntas que pueden tener los lectores sobre el tema.

El ozono es un gas formado por una molécula de tres átomos (O3), inestable, que en su estado natural se encuentra en la naturaleza. Seguro que alguna vez hemos oído hablar de él en temas relacionados con la ecología. Sin embargo, ya se usaba en medicina humana con fines terapéuticos en la Segunda Guerra Mundial, cuando se suministraba en las heridas de los soldados. Posteriormente se ha ido utilizando cada vez más en medicina humana, pero en veterinaria el uso de la ozonoterapia es muy novedoso, y concretamente en España su utilización es escasa si tenemos en cuenta los beneficios que puede aportar a nuestras mascotas.

Ozonoterapia en mascotas

Figura 1. Generador de ozono.

¿Qué es la ozonoterapia?

Es el suministro de ozono en el organismo de nuestras mascotas mediante diferentes vías de administración para tratar enfermedades comunes y habituales, pero a diferentes concentraciones y tiempo de aplicación según la enfermedad que vayamos a tratar.

¿Cómo se obtiene el ozono?

Ozonoterapia en mascotas

Figura 2. Generador de ozono con botella de oxígeno.

Este gas se obtiene mediante unos aparatos denominados generadores de ozono (figuras 1 y 2) que convierten el oxígeno medicinal (O2) a través de una descarga eléctrica, en ozono (O3). Mediante una pantalla digital vamos a regular las diferentes concentraciones y tiempo de aplicación de la descarga que se produce en el mismo generador.

¿Cómo actúa y qué beneficios tiene el ozono en el organismo de las mascotas?

  1. Regula lo que se denomina estrés oxidativo, el cual daña el organismo de las mascotas provocando más de 250 enfermedades.
  2. Incrementa el metabolismo del oxígeno, con lo que se libera más oxígeno en las células y en los tejidos que respiran más rápido, y dan lugar a la liberación de más glucosa. Esta sustancia es la que aporta la energía necesaria al organismo de las mascotas.
  3. Aumenta las defensas para luchar contra las enfermedades.
  4. Es un modulador metabólico; actúa en procesos importantes como en la disminución del colesterol y los triglicéridos, al igual que regula el metabolismo de las hormonas, y es efectivo como antiagregante plaquetario.
  5. Es germicida, es decir, bactericida, viricida, parasitocida y micocida.
  6. Tiene efecto revitalizante y regenerador de los tejidos.
  7. Tiene efecto antiálgico y antiinflamatorio, ya que inhibe o bloquea sustancias que producen dolor e inflamación, importantes sobre todo en las mascotas que ya presentan una edad avanzada.

¿En qué enfermedades es útil la ozonoterapia?

  • Problemas circulatorios: falta de riego sanguíneo o aporte de oxígeno a los tejidos (úlceras, necrosis, falta de riego cerebral, cardiaco, etc.).
  • Infecciones en general: es muy útil en infecciones de gérmenes resistentes a los antibióticos, como determinados virus (hepatitis, parvovirosis, moquillo, etc.) u hongos (cándida).
  • Infecciones de repetición: cualquier problema dermatológico recurrente, también en cistitis, vaginitis, bronquitis, etc.
  • Hígado: hepatitis víricas, insuficiencias hepáticas, hepatitis tóxicas, cirrosis, etc.
  • Riñón: insuficiencia renal aguda y crónica, nefrosis, glomerulonefritis, urolitiasis, nefritis, etc.
  • Cáncer de cualquier etiología: cada vez se usa más la ozonoterapia en el cáncer de humanos, y yo concretamente lo utilizo de forma habitual en las mascotas. Con ello intento evitar la quimioterapia, siempre y cuando las circunstancias me lo permitan.
  • Enfermedades osteoarticulares: inflamación de las articulaciones, displasia, artrosis, afecciones discales; en estos casos se usa con gran frecuencia la ozonoterapia.
  • Enfermedades que cursan con inflamación crónica de diversas etiologías, además de las articulares: inflamación de la mucosa oral (enfermedad periodontal), de vagina, colon, etc.
  • Alergias: aumentan cada vez más los casos de alergias en las mascotas, como alergias a la picadura de la pulga, atopias, hipersensibilidad a muchos alérgenos domésticos, alergias ambientales o alimentarias, etc.
  • Trastornos metabólicos y endocrinos: diabetes y alteraciones del metabolismo de las grasas.
  • Enfermedades gastrointestinales: gastritis, enteritis, colitis de cualquier etiología, úlceras, pólipos, fisuras y fístulas anales, entre otras.
  • Piel: infecciones por bacterias, virus, hongos, parásitos, quemaduras, úlceras, necrosis, alopecias de diferentes etiologías, etc.
  • Sistema nervioso central: enfermedades neurológicas y degenerativas, epilepsias, problemas circulatorios cerebrales de cualquier índole.
  • Órganos de los sentidos: enfermedades de los ojos y los oídos (infecciones, úlceras, problemas de los nervios óptico o auditivo, etc.).
  • Trastornos inmunitarios: enfermedades autoinmunes, enfermedades que cursan con defensas bajas, etc.
  • Geriatría: con la edad se desgasta el organismo de las mascotas, aumenta el estrés oxidativo, la mala circulación y la hipoxia de los tejidos, sobre todo en el cerebro.
¿Cómo se administra el ozono?
Las vías de administración más usuales son las siguientes:
1. Autohemoterapia mayor: consiste en extraer una cantidad determinada de sangre a la mascota según su peso (entre 10 y 100 ml). A continuación esta sangre se ozoniza en una botella con anticoagulantes y se vuelve a transfundir.

Ozonoterapia en mascotas

Figura 3. Administración de ozono vía rectal.

2. Autohemoterapia menor: consiste en extraer una pequeña cantidad de sangre (entre 1 y 5 ml según su peso). A continuación se ozoniza en la misma jeringuilla y se inocula por vía intramuscular en la mascota a modo de autovacuna.
3. Insuflación rectal: consiste en administrar el ozono mediante una sonda a través del recto de la mascota. Esta forma la uso muy habitualmente: es indolora, fácil de aplicar y se tarda unos segundos (figura 3).

Ozonoterapia en mascotas

Figura 4. Mascota en el interior de una bolsa ozonizada.

4. Bolsas de plástico: se rocía la piel del animal con agua destilada y se introduce en una bolsa de plástico a la cual se le extrae el aire, es decir, se le realiza el vacío. Nunca se cubrirá la cabeza puesto que el ozono es tóxico para las vías respiratorias. A continuación, según la enfermedad que se vaya a tratar se registra en el generador una concentración y un tiempo de ozonización. El ozono actúa directamente sobre la piel del animal y va a desempeñar sus efectos, generalmente con muy buenos resultados (figura 4).

Ozonoterapia en mascotas

Figura 5. Administración de ozono por vía intramuscular.

5. Subcutánea-intramuscular-intraarticularperiarticular: aplicación del ozono con aguja y jeringuilla en estas zonas (figura 5).

¿Qué son los factores de crecimiento ozonizados?

El uso de los factores de crecimiento es una revolución de nuestros tiempos, es novedoso y da resultados excelentes. Los factores de crecimiento son proteínas contenidas en las plaquetas del plasma de las mascotas, que tienen un papel clave en los procesos de reparación y regeneración de células y tejidos.

 ¿Cuáles son sus funciones?

  • Controlar y estimular la proliferación celular y de tejidos (huesos, vasos sanguíneos, etc.).
  • Estimular la vida celular y protegerla de agentes nocivos.
  • Efectos de cicatrización.

¿Cómo se obtienen?

  1. Se extrae sangre a la mascota que se vaya a tratar.
  2. Se centrifuga la sangre a unas revoluciones y tiempo concreto para con ello obtener mayor cantidad de estas proteínas (figura 2).
  3. A continuación se extrae la parte del plasma donde se encuentran las proteínas.
  4. Se reactivan las proteínas mediante un producto que se llama cloruro cálcico.
  5. Las proteínas se ozonizan, aumentando con ello todos los beneficios que tiene el ozono, y lo que hemos obtenido es lo que denominados factores de crecimiento ozonizados.
  6. Posteriormente se inoculan en el lugar correspondiente, que puede ser intra o periarticular, o simplemente sobre la piel u otro tejido que se vaya a tratar.

¿Qué beneficios tienen?

Son los siguientes:

  • Tratamientos de úlceras, con más frecuencia de piel o de ojos, aunque podría ser cualquier otro tejido.
  • En traumatología, uso intraarticular para regenerar cartílagos o huesos. en cualquier fractura, como relleno por falta de hueso o para regenerar en roturas de ligamentos, tendones, etc.
  • Artrosis para evitar prótesis.
  • Todos los tratamientos en los cuales se puede evitar inflamaciones.
¿Qué contraindicaciones tiene el uso del ozono?
• Todos los trastornos de la coagulación sanguínea.
• Cualquier hemorragia.
• Trombocitopenia.
• Problemas cardiacos graves.
• Alergia e intolerancia al ozono.
Ozonoterapia en mascotas

Figura 6. ATV llenando
una jeringuilla de ozono
para administrarlo
seguidamente.

¿Qué función tiene el asistente en la aplicación de la ozonoterapia?

Las funciones del ATV son fundamentalmente las siguientes:

  • Dar citas previas y reflejarlas en el programa informático.
  • Solicitar al propietario la firma del consentimiento informado de administración de ozono (explicarle en qué consiste).
  • Preparación del material, instrumental, generador de ozono y todo lo necesario para su utilización, según el procedimiento que se emplee. Debido a las diferentes vías de administración, el ATV tendrá que preparar diferentes materiales y equipos; por ejemplo, si se va a realizar una autohemoterapia mayor necesitaremos palometas, equipos de suero, jeringuillas, botellas, etc. Si por el contrario es vía rectal necesitaremos una sonda específica (figuras 6 y 7).
    Ozonoterapia en mascotas

    Figura 7. Material habitual utilizado en ozonoterapia.

  • Preparación de la mascota; por ejemplo rasurar la piel, lavar y desinfectar zonas de su cuerpo, introducirlo en la bolsa, etc.
  • Según indicaciones del veterinario, introducir en el generador de ozono los datos de concentración/tiempo y los que se consideren necesarios.

El ATV refleja en la ficha de la mascota, según indicaciones del veterinario, el protocolo que se ha de seguir en el tiempo (concentración, dosis, tiempo de ozono, etc.). Además se anotarán todos los datos clínicos de ese día de consulta como peso, dosis suministrada, etc. Por último se le dará una próxima cita de seguimiento.

Extraído de Miguel Ángel Hormigo, Ozonoterapia en mascotas, Ateuves 40, págs. 18-22.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies