Presentaciones clínicas de la alergia felina

1

La alergia en los gatos es una causa común de visita al veterinario pero su presentación clínica es muy diferente a la manifestada en los perros; en los gatos observamos lesiones dermatológicas únicas. Además, lamentablemente la alergia felina está mucho menos estudiada que la canina, por lo cual el diagnóstico es más complicado.

A continuación revisaremos cuáles son los patrones de reacción cutánea más habituales en gatos con alergia y dejamos para un artículo posterior su asociación con otras enfermedades.

Como las presentaciones clínicas de la alergia felina son muy variadas, se utiliza con más frecuencia el término “patrón de reacción cutáneo”. Los patrones de reacción reconocidos en gatos con alergia son los siguientes:

  • Alopecia simétrica felina.
  • Dermatitis miliar.
  • Complejo de granuloma eosinofílico.
  • Prurito facial y del cuello.

Frecuentemente se observan varios patrones de reacción cutánea en un mismo gato (es decir, diferentes lesiones como granuloma lineal y úlcera indolente, etc.). Pueden estar asociados a las siguientes enfermedades:

  • Dermatitis alérgica (la más frecuente: dermatitis alérgica por la picadura de pulgas, dermatitis atópica y alergia alimentaria).
  • Infestación ectoparasitaria (piojos, Otodectes cynotis, Cheyletiella, Trombicula, demodicosis, etc.).
  • Infecciones bacterianas y fúngicas.
  • Problemas de comportamiento.
  • Idiopáticos.

Alopecia simétrica felina

Presentaciones clínicas de la alergia felina

Figura 1. Alopecia simétrica felina.

Una forma de presentación de la alergia felina es la pérdida de pelo por un lamido excesivo (figuras 1 y 2). Muchas veces el cliente no ha observado que el gato se lama o acicale excesivamente. Cuando se sospecha de alopecia autoinfligida podemos demostrarlo con el collar isabelino o mediante la prueba del tricograma. Si colocamos un collar isabelino al gato y la causa es autoinducida observaremos que el pelo vuelve a crecer al no podérselo lamer o arrancar. Además, las causas espontáneas de pérdida de pelo en gato son infrecuentes.

Presentaciones clínicas de la alergia felina

Figura 2. Alopecia simétrica felina en la zona dorso-lumbar en un gato con alergia a las pulgas.

 

El tricograma es el examen del pelo con el microscopio. Para ello tenemos que arrancar pelos y colocarlos en un porta con aceite mineral. Observamos principalmente las puntas: si están rotas indica que el gato se ha lamido o mordisqueado el pelo; si por el contrario las puntas están intactas, es que no ha sido autoinducida.

Dermatitis miliar

La dermatitis miliar es un patrón común multifactorial. Las lesiones consisten en pápulo-pústulas y costras. El prurito es variable y frecuentemente no se correlaciona con la severidad de la dermatitis papulocostrosa. Las lesiones son de multifocales a difusas, en el dorso y en la región cervical.

Complejo granuloma eosinofílico

Es un término que se utiliza para describir un grupo de lesiones que afectan a la piel y a la cavidad bucal del gato. En este complejo se incluyen tres formas clínicas: placas eosinofílicas, úlceras indolentes y granuloma.

Presentaciones clínicas de la alergia felina

 

Presentaciones clínicas de la alergia felina

Figuras 3 (izq.) y 4. Granuloma alopécico en el mentón y Granuloma lineal en la zona caudal del muslo.

Prurito facial y cuello

Presentaciones clínicas de la alergia felina

Figura 5. Eritema, hiperpigmentación y excoriaciones en un gato con prurito facial por una dermatitis atópica.

El prurito que aparece en la cara y el cuello es un patrón de reacción muchas veces frustrante para los clínicos. El gato tiene mucho prurito en la zona facial y en el cuello, con lo cual al rascarse se causan desde erosiones a úlceras. Además, este patrón se suele complicar con infecciones secundarias por bacterias y/o malassezias (figura 5).

El diagnóstico diferencial de estos patrones sería: ectoparásitos (Otodectes, Notoedres, demodicosis), dermatitis alérgica (alergia a pulgas, alergia alimentaria, dermatitis atópica), dermatofitosis.

Aproximación diagnóstica a los patrones de reacción cutánea

El diagnóstico diferencial de la lista de dermatosis pruriginosas es similar en todos los anteriores patrones. Lo único que varía es el orden de la probabilidad (por ejemplo, el prurito facial es más frecuente en los casos de alergia alimentaria y dermatitis atópica, y mucho menos frecuente en la alergia a las pulgas).

El primer paso consiste en descartar los ectoparásitos, las dermatofitosis y las infecciones. Para ello se realizarán las siguientes pruebas:

  • Dermatofitosis: lámpara de Wood, DTM.
  • Ectoparásitos (Cheyletiella, Demodex gatoi, Notoedres, piojos, Otodectes cynotis): raspados, técnica del celo, cepillado, flotación fecal.
  • Infecciones: citología.

El paso siguiente, si los resultados han sido negativos y sospechamos de demodicosis por D. gatoi, consiste en realizar baños semanales con sulfuro de cal al 2 % durante cinco semanas para descartarla.

Si no ha habido mejoría debemos empezar el protocolo de diagnóstico de las alergias.

Extraído de Ortúñez, A. y Verde, MT, Manifestaciones de la alergia en gatos, Ateuves 37, pág. 18-23.

1 comentario

  1. Pingback: Diagnóstico de las alergias en gatos

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies