Principales enfermedades dentales

0

En Odontología es importante que el auxiliar sepa aconsejar correctamente al propietario sobre la salud de la cavidad bucal de su mascota.

Es fundamental que el auxiliar conozca la anatomía oral básica: el número de dientes, los mús­culos masticatorios, las estructuras que rodean el diente, etc. A continuación explicaremos algunas de las estructuras dentarias más relevantes.

Anatomía oral

Las patologías orales más frecuentes

Anatomía dental.

Esmalte: es el tejido mineralizado más duro del organismo. De color blanco, es la parte externa de la corona. Tiene como función proteger el diente del desgaste.

Encía: es un tejido fibromucoso de consistencia firme y de color rosa, aunque puede estar pigmentado. Confiere protección, defensa y sustentación a los dientes.

Ligamento periodontal: está compuesto por fibras de colágeno que anclan el diente al hueso alveolar. Una de sus funciones es la de amortiguar los impactos y golpes, dificultando la frac­tura del diente.

Cemento: es un tejido avascular similar al ligamento periodontal que cubre la superficie de la raíz. Su función principal es colaborar en el mantenimiento dental a través de los procesos de reparación y reabsorción.

Dentina: la dentina constituye la mayor parte del diente. Está menos calcificada que el esmalte y se encuentra en la parte interna del diente, formando la cavidad pulpar.

Pulpa dentaria: la pulpa es la responsable de la vitalidad del diente. Está constituida por tejido conjuntivo, fibras de colágeno, vasos sanguíneos, vasos linfáticos y terminaciones nerviosas.

Hueso alveolar: está constituido por los bordes del hueso maxilar y mandibular que soportan los dientes, cuyas raíces se insertan en unas profundas depresiones denominadas alvéolos.

Principales enfermedades

Enfermedad periodontal

Las patologías orales más frecuentes

Figura 1. Enfermedad periodontal grave.

Según investigaciones recientes, cuatro de cada cinco perros adultos tienen signos de enfermedad periodontal (figura 1), que se clasifica básicamente en dos tipos: gingivitis y periodontitis. Cuando la mascota come, parte de la comida se le queda pegada a los dientes. Estos restos son también nutrientes para que se formen la placa bacteriana, que es pegajosa y blanquecina. Ésta es la precursora de la mayoría de las enfermedades orales en animales y personas. El mejor método para prevenir su formación es el cepillado dental. Los minerales que contiene la saliva se van depositando en la placa bacteriana formando el sarro, que es la placa bacteriana calcificada. Además, la encía, en contacto con el sarro, se inflama. Este proceso se denomina gingivitis.

Al llegar a ese punto, es fundamental que el propietario acuda a la clínica con su mascota para hacerle una revisión oral, pues con una profilaxis dental se trata el proceso de gingivitis.

Si no se hace la limpieza de boca, ese sarro va aumentando, penetra por debajo de la encía y destruye las estructuras que protegen y sostienen al diente. Este proceso se llama periodontitis. En la práctica clínica la periodontitis no se puede curar. Lo que se hace es frenar la progresión de la enfermedad, ya que el periodonto (encía, ligamento periodontal, cemento, hueso alveolar) no se regenera.

Persistencia de dientes deciduos

Las patologías orales más frecuentes

Figura 2. Perro con el diente de leche extraído. Detalle de la longitud de la raíz.

La persistencia de los dientes deciduos o de leche puede provocar mala oclusión y problemas periodontales. Cuando se observa que el diente permanente aflora y el deciduo permanece, se debe extraer este último. Sólo así el permanente podrá surgir en su sitio correspondiente (figura 2).

Fracturas

Las fracturas dentarias son muy frecuentes en la rutina veterinaria, ya que muchos animales suelen morder objetos duros como palos y piedras. Cuando se fractura el diente, se produce una exposición de la pulpa dental, lo que provoca dolor. Si no se trata, la pulpa se necrosa y causa la muerte del diente (figura 3).

Las patologías orales más frecuentes

Figura 3. Se observa un diente que se mueve y la radiografia que demuestra la fractura dental en la corona (flechas). En la 4C se comprueba la fractura de corona.

Neoplasias

En la cavidad oral pueden encontrarse diferentes tipos de neoplasias tanto malignas como benignas. Las masas orales pueden provocar halitosis, deformaciones orales y metástasis. La detección precoz es la clave para el tratamiento y pronóstico del paciente.

Extraído de Paulo Yin Chen, El cuidado de la cavidad bucal, Ateuves 54, págs. 20-23.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies