¿Qué es el síndrome de Wobbler?

0

El objetivo de este artículo es analizar el síndrome de Wobbler, también llamado espondilomielopatía cervical, desde el punto de vista veterinario básico y aportar las directrices de actuación que un auxiliar deberá tener en cuenta en cada etapa.

El síndrome de Wobbler es una enfermedad neurológica que puede cursar con signos clíni­cos neurológicos graves en perros. Frecuente­mente llegan a la consulta con serias deficiencias ambulatorias y mucho dolor.

Signos clínicos

¿Qué es el síndrome de Wobbler?

Figura 1. Radiografía en proyección lateral de una mala conformación (forma triangular del borde ventrocraneal vertebral) y alineamiento vertebral C6-C7.

Muchas son las denominaciones que se le han dado a una misma patología multifactorial caracterizada por una compresión medular extradural cervical. La denominación global actualmente más aceptada es la de espondilo­mielopatía cervical (EMC). En la mayoría de los casos, esta patología resulta de una pro­trusión cervical crónica de los discos inter­vertebrales (frecuentemente C5-C6 y C6-C7), una mala conformación vertebral (figura 1) en combinación con una grave hipertrofia del ligamento longitudinal dorsal, o por hipertro­fia y artrosis de las articulaciones vertebrales (figura 2).

El dolor cervical es otro signo clínico caracte­rístico que podremos observar en un 40-70 % de los casos. Aparece con más frecuencia en razas grandes de mediana edad, entre los 4 y los 8 años, como el Doberman o el Gran Danés. Estos pacientes suelen presentarse con una cojera de progresión crónica aunque en algu­nos casos el propietario puede describir una descompensación aguda sobre un curso cró­nico progresivo. Puede aparecer una marcha “desconectada” en la que los miembros pélvi­cos y torácicos avanzan a ritmo descompasado.

¿Qué es el síndrome de Wobbler?

Figura 2. Mielografía en proyección lateral con compresión dorsolateral por pseudoartrosis de la articulación dorsal C5-C6.

Etiología y patogénesis

La etiología exacta se desconoce, aunque las más aceptadas incluyen un origen congénito, nutricional, conformacional, asociado a la raza o al ejercicio entre otras.

Los factores que influyen en la gravedad de la compresión medular pueden dividirse en dos grandes grupos:

  • Factores asociados a malformaciones estruc­turales y cambios degenerativos secundarios.
  • Factores asociados a la alineación vertebral e inestabilidad.

En resumen, los últimos estudios tienden a poner en evidencia que anormalidades confor­macionales como degeneración discal (75 %), protrusión discal (100 %) y estenosis foraminal vertebral (68 %) son los hallazgos más frecuen­tes en estos pacientes.

Diagnóstico

Para el diagnóstico del síndrome de Wob­bler debemos seguir un protocolo sistemático basado en una buena anamnesis (edad y raza del paciente), historia clínica (inicio del pro­blema y curso) y examen neurológico y ortopé­dico completos.

¿Qué es el síndrome de Wobbler?

Radiografías convencionales

Las radiografías no son una prueba concluyente, pero ayudan a descartar diagnósticos diferencia­les tales como fracturas, luxaciones vertebrales, neoplasias o discoespondilitis avanzadas.

Mielografía

Mediante una inyección de contraste en el espa­cio subaracnoideo se consigue dibujar la silueta medular visible en proyecciones laterales, ventro­dorsales y oblicuas con radiología convencional.

La aplicación de estudios de imagen dinámicos ha sido ampliamente discutida, y se denominan lesiones dinámicas las que cambian su estado al aplicar tracción lineal, flexión o extensión; mientras que las lesiones estáticas son las que no modifican su grado de compresión. Esta última clasificación ayuda a comprender mejor el tipo de lesión, y al cirujano la planificación quirúrgica. Este tipo de maniobras puede exa­cerbar el cuadro clínico del paciente si se exa­gera o fuerza la posición en flexión.

Se pueden dar convulsiones o deterioro neuro­lógico tras la mielografía por lo que siempre se deberá controlar el paciente tras una investiga­ción de este tipo: mantener su cabeza elevada con respecto al resto del cuerpo y avisar de la posibilidad de convulsiones.

Tomografía axial computarizada (TAC) y mieloTAC

Al realizar un mieloTAC en el mismo tiempo anestésico que la mielografía, se potencian las ventajas del TAC al poder evaluar tanto las estructuras óseas como la columna medular que junto a la mielografía presentan una ele­vada sensibilidad y especificidad (figura 3). Las mismas precauciones descritas en la mielografía son aplicables al mieloTAC.

¿Qué es el síndrome de Wobbler?

Figura 3. Reconstrucción sagital de mieloTAC cervical (A) e imagen transversa (B) donde se aprecia un adelgazamiento del espacio subaracnoideo dorsal multifocal.

Resonancia magnética

La resonancia magnética (RM) está conside­rada como una prueba de elección en medicina humana para la detección de enfermedades degenerativas de la columna cervical. Es muy sensible a la hora de evaluar el parénquima medular o la degeneración discal (figura 4).

Papel del auxiliar

En esta primera etapa diagnóstica el papel del auxiliar veterinario se basa en dos puntos:

1 Asistir al equipo veterinario durante la investigación mediante colabora­ción en las pruebas de imagen.

2 Cateterización venosa y cuidados del paciente tanto antes de la investiga­ción como fundamentalmente a posteriori, periodo en el cual aumenta la tasa de complicaciones asociadas a la investigación realizada (ver tabla). El auxiliar por tanto deberá realizar una toma de constantes vitales inme­diatamente finalizada la investigación y trasladar esa información al vete­rinario responsable para, posteriormente, realizar ajustes terapéuticos o en las pautas de manejo anteriormente descritas (mantener la cabeza elevada, recuperación tranquila y progresiva, control de la fluidoterapia y de las reacciones adversas medicamentosas).

Extraído de Manuel Jiménez Peláez, Gabriel Carbonell Rosselló y Alejandro Luján Feliu-Pascual, Espondilomielopatía cervical o síndrome de Wobbler, Ateuves 66, págs. 28-32.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies