¿Qué es… la rinitis?

0

Uno de los problemas más comunes del tracto respiratorio superior es la rinitis o inflamación de las membranas mucosas de la nariz. Si también afecta al revestimiento de los senos paranasales recibe el nombre de sinusitis.

Dado que las fosas nasales tienen una importante función de filtración, su mal funcionamiento puede llegar a afectar a los pulmones al dejar pasar polvo y microorganismos dañinos. La rinitis puede ser leve, de modo que se produce solo un poco de secreción nasal clara, o puede ser lo suficientemente grave como para que la secreción sea verde, amarilla e incluso con sangre.

Causas

La inflamación de las mucosas puede tener diversas causas:

  • Virus (herpesvirus felino y moquillo canino)
  • Parásitos (ácaros nasales)
  • Infecciones fúngicas
  • Defectos de nacimiento (paladar hendido)
  • Trauma facial o en la cabeza
  • Cuerpos extraños (briznas de hierba, semillas, espigas, etc.)
  • Alergias
  • Bacterias

Los casos de rinitis pueden ser crónicos o agudos. La rinitis crónica tiene episodios intermitentes y recurrentes de estornudos y secreción nasal; a veces habrá una respuesta parcial a los antibióticos, pero no lo suficiente como para deshacerse de ellos para siempre. Los casos de rinitis crónica/rinosinusitis
en gatos a menudo se denominan snufflers crónicos.

Signos clínicos

Los principales signos de rinitis incluyen la secreción nasal, que puede ser clara o contener pus debido a una infección bacteriana secundaria. También estornudos, que pueden ser el resultado de que el animal intente limpiar las vías respiratorias superiores de la secreción. Los ronquidos y la respiración con la boca abierta o con dificultad se deben a un estrechamiento de los conductos nasales debido a la inflamación que el paciente trata de compensar. Si los animales se tocan o arañan la cara es posible que se deba a la presencia de un cuerpo extraño. Por lo general, junto con la inflamación de las vías respiratorias superiores se puede observar lagrimeo y conjuntivitis o inflamación de la membrana que rodea los ojos. Los tumores o los hongos pueden ocasionar una secreción nasal crónica unilateral pero que se vuelve bilateral.

Diagnóstico

El diagnóstico se basa en el historial y el examen físico. Para que el estudio sea completo se debería hacer un análisis de sangre, radiografías del cráneo, un cultivo del conducto nasal y de su descarga y una endoscopia.

Tratamiento y pronóstico

El tratamiento depende de la causa subyacente de la rinitis. Si existe una infección bacteriana se pueden administrar antibióticos. La rinitis causada por hongos se puede tratar con un producto específico para los mismos una vez se ha identificado el hongo en concreto (Aspergillus fumigatus es la causa más común de rinitis fúngica en perros). Si el problema se debe a la presencia de cuerpos extraños o a un tumor es posible que se necesite cirugía; en este último caso se suele aplicar radioterapia. El pronóstico depende de la causa subyacente de la rinitis y la cronicidad del caso. En casos leves o de aparición reciente, el tratamiento para aliviar los signos clínicos puede ser efectivo.

Extraído de Qué es… La rinitis. Ateuves 91, pág. 7.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies