Qué son y qué función tienen en el organismo las vitaminas hidrosolubles

0

Las vitaminas hidrosolubles son las que se disuelven en agua y, a diferencia de lo que ocurre con las liposolubles, el organismo tiene poca ca­pacidad de almacenarlas por lo que la manifestación de su deficiencia suele aparecer con bastante rapidez.

La mayoría de las vitaminas hidrosolubles atravie­san con facilidad el intestino delgado y se excretan a través de la orina. Son las que conforman el grupo del complejo B  y la vitamina C.

Complejo de vitamina B

El complejo de vitamina B está formado por vitaminas hidrosolubles con funciones meta­bólicas parecidas. Son nueve vitaminas que ac­túan como coenzimas de ciertas enzimas que participan en el metabolismo energético y en la síntesis de tejidos. Hablaremos con más deteni­miento de alguna de ellas.

Tiamina o vitamina B1

Se necesita para el funcionamiento normal de los músculos y nervios ya que se encarga de convertir la glucosa en energía. Su carencia puede alterar enormemente el funcionamiento del sistema nervioso central.

Las altas temperaturas la destruyen fácilmente por lo que los fabricantes la suelen incorporar en grandes cantidades en los piensos para que aunque se pierda parte durante la elaboración siempre quede una cantidad suficiente.

Principalmente se encuentra en el germen de tri­go y la carne de cerdo. También en las vísceras, carnes magras, pescados, aves y yema de huevo.

Riboflavina o vitamina B2

A diferencia de la vitamina anterior la riboflavi­na es bastante estable al calor, pero se destruye con rapidez con la exposición a la luz. Participa en los procesos oxidativos que liberan la ener­gía de los carbohidratos, grasas y proteínas.

Es esencial para el crecimiento normal, desarro­llo muscular y pelaje. Se encuentra en la carne y productos lácteos.

Niacina o vitamina B3

Se encarga de que las enzimas del organismo funcionen correctamente. Su deficiencia provo­ca la denominada lengua negra en mascotas que se caracteriza por una pérdida de peso así como por encías y labios inflamados.

Además de consumirla en la dieta, los perros la pueden sintetizar a partir del triptófano, un ami­noácido esencial; los gatos no, por lo que deben recibir toda la que necesitan a partir de la dieta. Carnes, legumbres y cereales son ricos en niacina.

Ácido pantoténico o vitamina B5

El ácido pantoténico se encuentra en casi to­dos los alimentos; de hecho su nombre procede del griego pan que significa “todo”. Se encarga de crear energía a partir de los carbohidratos, grasas y proteínas. Su falta provoca pérdida de pelo, diarrea y alteraciones gástricas.

Piridoxina o vitamina B6

Participa sobre todo, en el metabolismo de los aminoácidos y, en menor medida en el de la glu­cosa y los ácidos grasos.

Esta vitamina se encuentra en muchos alimen­tos como las vísceras, el pescado o los cereales integrales.

Biotina

Participa en la formación de ácidos grasos, ami­noácidos no esenciales y purina. Se encuentra en muchos alimentos pero su disponibilidad es variable. Por ejemplo, la clara de huevo contiene un compuesto denominado avidina que impide la absorción de la biotina; si se cocina el huevo se destruye la avidina y se resuelve el problema. El hígado y la leche son fuentes de biotina y las bac­terias intestinales también pueden sintetizarla.

Ácido fólico

El ácido fólico se necesita para la síntesis de un aminoácido, la timidina, un componente del ácido desoxirribonucleico (ADN). Su deficien­cia hace que al no poderse producir el ADN, se retrase el crecimiento y la maduración celular, lo que a su vez provoca anemia y leucopenia.

Los vegetales de hoja verde y el hígado son ri­cos en ácido fólico. Las bacterias del intestino grueso de los perros y gatos son capaces de sin­tetizar este compuesto.

Cobalamina o vitamina B12

Es la única vitamina que contiene un oligoele­mento, el cobalto. Participa en el metabolismo de las grasas y de los carbohidratos y se necesita para sintetizar mielina, por lo que su deficien­cia provoca anemia y problemas neurológicos.

Solo se encuentra en alimentos de origen ani­mal y, a diferencia de otras vitaminas B, cuando el organismo la absorbe la puede almacenar, principalmente en el hígado.

(CCO Licensed – Pezibear)

Colina

La colina también participa en diferentes reac­ciones metabólicas del organismo y es un com­ponente esencial de las membranas celulares. Forma parte de la lecitina (necesaria para la estructura y funcionamiento de la membrana celular) y de la esfingomielina (componente del tejido nervioso).

El organismo puede sintetizar colina a partir del aminoácido serina.

La yema de huevo, los productos lácteos y los ce­reales integrales son una buena fuente de colina.

Vitamina C

La vitamina C evita la aparición de las piedras en el riñón y mantiene el tracto urinario sano. Parece ser que también es beneficiosa para los perros que sufren displasia de cadera, ya que algunos estudios han demostrado que si a los perros con esta condición se les da elevadas cantida­des de vitamina C muestran menos signos de la enfermedad.

La vitamina C se puede encontrar en dos formas, como ácido ascórbico y dehidroascórbico. El áci­do ascórbico se mezcla fácilmente con el agua y, por lo tanto, se absorbe con rapidez a través de la pared intestinal. Los perros y los gatos pueden generar este ácido a partir de la glucosa.

El ácido ascórbico tiene un papel importante en la formación del hueso ya que se necesita para el colágeno, principal componente de te­jidos óseo, conjuntivo y dentina. Su carencia provoca en el ser humano y en la cobaya, el escorbuto, enfermedad que hace que los orga­nismos tengan huesos débiles y articulaciones hinchadas, así como intensas hemorragias.

Glosario

Coenzima: pequeñas moléculas que deben acompañar a la enzima y que son necesarias para que se produzca la reacción química.

Leucopenia: es una disminución en el número de leucocitos totales.

Mielina: es una membrana que rodea cada nervio y acelera la transmisión de los impulsos nerviosos.

Oligoelemento: son sustancias que los seres vivos necesitan en pequeñas concentraciones para la realización de muchos procesos vitales.

Osteomalacia: se produce una mineralización ósea deteriorada debida a una deficiencia de calcio y de vitamina D.

Sintetizar: formar una sustancia compuesta mediante la combinación de elementos o sustancias simples.

Extraído de María Villagrasa, Cóctel de vitaminas, Ateuves 46, págs. 14-19.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies