Técnicas de manejo del gato en la consulta

0

Los gatos son pacientes delicados por lo que es importante manejarlos de forma adecuada durante su estancia en el centro veterinario.

Técnicas de manejo

Ante las situaciones de estrés y sus posibles manifestaciones, existen técnicas de manejo específico, como puede ser la del burrito (figura 1) que consiste en envolver al animal con varias toallas o mantas cubriéndolo totalmente, dejando descubierta la zona que queremos explorar. Para llegar a esto debemos desmontar, si se puede, la parte superior del transportín sin llegar a quitarla, introduciendo dos o tres man­tas por el hueco creado por las dos piezas. Esto debería hacerse lo más rápido posible, para contener al gato y así poder colocarlo encima de otra toalla extendida previamente sobre una superficie lisa, con la cual otra persona o noso­tros mismos enrollaremos al animal.

Figura 1. Secuencia de la técnica del burrito.

Otra técnica de manejo en la consulta sería la sujeción por el pliegue cutáneo de la nuca que consiste, como su propio nombre indica, en agarrar al gato por la piel del cuello y ejercer una presión variable, en función de las circuns­tancias, y de ningún modo llegando a suspen­der en el aire al animal. Existe otra variante que consiste en realizar la misma sujeción pero empleando pinzas para agarrar el pliegue cutá­neo, y se conoce como inhibición de la con­ducta inducida por pinzas o clipnosis (figura 2).

Figura 2. Clipnosis.

Estas técnicas se basan en el reflejo que persiste desde su etapa neonatal, que la madre empleaba para transportarlos de un sitio a otro, mediante las cuales quedan inmovilizados. Algunos vete­rinarios y etólogos dudan de que la sujeción por el pliegue cutáneo de la nuca o la clipnosis no generen estrés y prefieren emplear otras técni­cas como la del burrito. Si por algún motivo no pudiésemos realizar ninguna de ellas, podría­mos recurrir a la jaula de contención.

La sedación

En el caso de animales muy agresivos o estre­sados podríamos emplear incluso la sedación, teniendo en cuenta las variaciones que esta pueda ocasionar en las diferentes pruebas diagnósticas. En caso de no haber otra opción, sería conveniente que el dueño administrase el sedante antes de salir de casa, para que cuando llegue el animal esté tranquilo. Si con todo esto no se ha conseguido realizar una exploración satisfactoria, como último recurso se podría hospitalizar y realizar las pruebas cuando se encuentre más tranquilo.

Si hay que administrar algún medicamento, hemos de conocer cuáles son las vías y méto­dos más adecuados con el fin de no incrementar su estrés. Podemos emplear comida y premios sabrosos en la administración de comprimidos orales. En el caso de inyecciones, siempre que no afecte a la eficacia del producto, dejaremos que alcancen la temperatura ambiente.

La hospitalización

Al igual que ocurre con la sala de espera y la consulta, sería recomendable tener también una sala de hospitalización específica para gatos, que debería estar limpia y desinfectada para eliminar olores de otros felinos; las feromonas comerciales nos ayudarán en este aspecto. Debe tener, siempre que sea posible, una luz tenue y las luces nunca deben permanecer encendidas todo el tiempo, ya que son necesarias varias horas de oscuridad para que los animales pue­dan descansar. Además es recomendable que la sala esté insonorizada o lo más alejada posible de la entrada y de la consulta para evitar así rui­dos innecesarios que puedan repercutir negati­vamente en la recuperación del animal, ya que como indicamos anteriormente ambos factores le causan estrés (figura 3).

Figura 3. Aspecto de una jaula de hospitalización.

Las jaulas deben estar situadas a cierta altura, para que así puedan observar mejor lo que ocu­rre a su alrededor. Es importante que no estén enfrentadas para evitar el contacto visual con otros felinos. Si esto no fuese posible podemos colocar una manta o toalla en la puerta de la jaula a modo de cortina para favorecer que el animal se sienta menos amenazado. También es recomendable que el material del que está hecha la gatera sea termoaislante, como el metacrilato, con el fin de mantener la tempe­ratura más estable. Por el contrario, materiales como el acero inoxidable mantienen menos el calor, producen más ruido y pueden ocasionar destellos por lo que se desaconseja su uso.

Estas jaulas tan especializadas se pueden encontrar en el mercado pero son relativamente caras, aunque pueden fabricarse manualmente a partir de un expositor de piensos con puerta.

A la hora de hospitalizar a un gato es importante que la jaula o gatera esté adaptada a las nece­sidades y requisitos de estos animales. Debe tener un espacio suficiente para albergar el transportín del propietario, y para que lo utilice como cama o refugio donde se sienta seguro, ya que posee un olor familiar. Además, el arenero ha de estar separado de la cama, la comida y el agua, y se recomienda que se encuentren a diferentes alturas dentro de la misma gatera. También es adecuado que cada gatera tenga una zona de juego y de rascado para satisfacer todas sus necesidades.

Para reducir aún más el estrés durante su estan­cia en el hospital, es aconsejable solicitar a los dueños que traigan su comida y arena habitua­les, además de algún juguete propio, si las cir­cunstancias lo permiten.

Conclusión

No todas las clínicas veterinarias pueden cum­plir con los requisitos comentados a lo largo de este artículo, ya sea por razones de espacio, eco­nómicas o por falta de pacientes felinos; pero siempre deben intentar cumplir las medidas que se encuentren dentro de sus posibilidades para así hacer que la visita de los gatos al vete­rinario resulte una experiencia más agradable para todos.

Extraído de Paola Ximena Pino Verdes, Eva Prieto Couto y Pedro Antonio Valmisa Pulido, Cómo evitar el estrés del gato en consulta, Ateuves 67, págs. 26-30.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies