Toma de muestras: urianálisis, enfermedades parasitarias e infecciosas y citologías

0

Para que el resultado de unos análisis sea correcto es importante que la toma y el procesamiento de la muestra también lo sea.

En este artículo nos vamos a centrar en el urianálisis, las enfermedades parasitarias e infecciosas y las citologías.

Toma de muestras, urianálisisUrianálisis

La orina es una muestra muy inestable, por tanto, se recomienda que se examine tan pronto como sea posible o bien que se conserve adecuadamente, refrigerada entre 4-8 ºC y sin luz, ya que la exposición a luz solar puede darnos falsos positivos para bilirrubina y urobilinógeno. Si no se refrigera podrían proliferar las bacterias al igual que, si pasa demasiado tiempo en la nevera, el sedimento puede dar falsos positivos de cristales. Siempre hay que enviar una cantidad suficiente y reciente de la muestra, en un recipiente estéril herméticamente cerrado. Se debe indicar con claridad el método de recogida (micción espontánea, sondaje, cistopunción, etc.), al igual que el tiempo transcurrido desde su obtención y si ha pasado por un proceso de refrigeración. La mayoría de fallos en este tipo de análisis son debidos a los errores en la recogida y el manejo de la muestra. El método más adecuado y aséptico es la cistopunción. No es recomendable la recogida de muestras de bateas ni areneros.

Enfermedades parasitarias e infecciosas

Existen diferentes técnicas que se utilizan según el agente parasitario que se desea buscar. Por ello conviene conocer su utilidad para solicitar la adecuada e interpretarla correctamente.

1Parásitos en heces

Las muestras fecales se deben recoger a ser posible del recto, de no ser así, recoger la parte superior de las heces recién depositadas (ya que éstas han arrastrado todo parásito intestinal y no estarán contaminadas por suelo, batea…). Se deben enviar siempre en vasos estériles (como los de orina). La única conservación que requieren estas muestras es la refrigeración entre 4-8 ºC. Si va a transcurrir mucho tiempo entre su recogida y su procesamiento y no se puede refrigerar es recomendable guardarla en formol al 10%. Nunca congelar. Un resultado positivo significa que existe una infección por parásitos y, por tanto, es recomendable que se avise al veterinario.

1 Hemoparásitos

Para el diagnóstico de hemoparásitos es fundamental hablar con el laboratorio, ya que según la sospecha clínica será el tipo de muestra. Algunos ejemplos de los hemoparásitos más comunes:

Las muestras se enviarán siempre en tubo de EDTA y suero vacío, ya que se realizará un frotis para su observación microscópica y una serología.

Citologías y análisis de fluidos

En las citologías es conveniente realizar varios frotis y fijarlos, sin teñirlos. No hay que refrigerar los frotis. En los líquidos es conveniente que en la recogida de la muestra no se escatime la cantidad, lo idóneo sería poder llenar un tubo de EDTA (para citometría y frotis), otro de suero vacío (para microbiología) y otro de heparina (para bioquímica). A excepción del líquido cefalorraquídeo, donde lo recomendable es recoger tres tubos de suero vacío. Los fluidos se deben enviar en jeringuillas perfectamente preparadas o en frasco estéril.

Extraído de: Irene Ceza Muñoz y Paula Rodríguez Campos, con la colaboración de Javier Birlanga Urban, Toma y manejo de muestras (2ª parte), Ateuves 21, pág. 26-39.  

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies