Tratamiento y pronóstico del pioderma mucocutáneo canino

0

El pioderma mucocutáneo puede confundirse con otras enfermedades por lo que es importante realizar una anamnesis exhaustiva con exámenes clínicos, citológicos e histopatológicos para obtener un diagnóstico definitivo.

Tratamiento

Es importante recalcar que el pioderma muco­cutáneo, al ser considerado una presentación de una infección bacteriana cutánea, muestra una buena respuesta a ciclos relativamente cortos de antibioterapia, mientras que en el caso del lupus eritematoso discoide u otras enfermeda­des de carácter inmunomediado se apreciará únicamente una leve mejoría. Dado que los his­topatólogos recomiendan la administración de un tratamiento antibiótico antes de realizar una biopsia cutánea, la respuesta a este tratamiento inicial puede ser muy significativa para poder diferenciar entre un proceso puramente infec­cioso (pioderma) o un proceso inmunomediado. En la siguiente figura se observa al paciente de la primera parte de este artículo tras el tratamiento, en el que se aprecia leucotriquia (despigmentación capilar) y lesiones de despigmentación en la trufa.

Paciente tras el tratamiento: leucotriquia  despigmentación capilar) y lesiones de despigmentación en la trufa.

Sin embargo, hay que tener en cuenta la posi­bilidad de infección por microorganismos mul­tirresistentes que hagan ineficaz los tratamientos antibióticos empíricos, por lo que se deben reali­zar siempre citologías de las lesiones para poder determinar la presencia de bacterias y su morfo­logía. Siempre que se identifiquen bacilos en esta prueba o se observe que la población bacteriana no disminuye a pesar del tratamiento estable­cido, se deberán realizar cultivo y antibiograma.

En el caso de las enfermedades de base inmuno­mediada son muy frecuentes las infecciones de carácter secundario, por lo que en la mayoría de las ocasiones será necesario combinar una terapia antibiótica con la de carácter inmunomodulador.

Como hemos mencionado con anterioridad, el tratamiento de elección para el pioderma mucocutáneo es la antibioterapia por vía tópica y/o sistémica, que podrá ir acompañada, si es necesario, de terapia antiinflamatoria (AINE o glucocorticoides).

La duración de la terapia se realizará en función de la evolución clínica y para evaluar dicha evo­lución se utilizará la citología; será imprescin­dible observar una resolución completa de las lesiones. Diversos autores recomiendan la con­tinuación de la terapia antibiótica durante una semana adicional a la resolución del cuadro.

Pronóstico

Aunque el pronóstico de esta enfermedad suele ser muy favorable es frecuente la aparición de recidivas del proceso. Es importante intentar evitarlas ya que está demostrado que la expo­sición repetida a tratamientos antibióticos facilita de manera muy marcada la aparición de multirresistencias. Por lo tanto, es esencial determinar la existencia de enfermedades sub­yacentes que faciliten este proceso, así como la utilización de productos de higiene de mante­nimiento para mantener a raya a la población bacteriana en las zonas corporales que actúan como reservorio.

Extraído de María Pérez-Aranda Redondo, Características del pioderma mucocutáneo canino, Ateuves 83, págs. 28-30.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies