Riesgos de las dietas crudas

5

¿Realmente son las dietas crudas la mejor opción para las mascotas? ¿Contienen la proporción adecuada de nutrientes? ¿Está la carne libre de patógenos?

Si partimos de que tradicionalmente se ha hablado de que la convivencia hombre-perro se remonta a unos 15.000 años aproximada­mente, y que estudios más recientes lo datan en no menos de 33.000 años, debemos plantear­nos que la alimentación de estos ejemplares se debía de basar en restos de nuestra propia ali­mentación; es decir, en comida procesada por el hombre (ahumada, cocida, fermentada, etc.). Esto pone en cuestión uno de los pilares más importantes en los que se fundamentan quienes defienden las dietas crudas.

Independientemente de esta discusión de base sobre la evolución alimenticia del perro, existen otros riesgos en la alimentación con dietas cru­das, riesgos no de poca importancia y que nos deberían hacer reflexionar sobre la convenien­cia o no del uso de este tipo de dietas.

Entre dichos riesgos, uno de los más peligro­sos y desgraciadamente más habituales son los que ocasionan los huesos o fragmentos de estos en el uso de dietas crudas, ya que pueden causar obstrucción intestinal, perforación del paladar, gastroenteritis e incluso fracturas de piezas dentales. Dado el escaso valor nutritivo de estos, los lobos optan preferentemente por el consumo de vísceras y de las partes más carno­sas de sus presas.

Según la American Veterinary Medical Asso­ciation (AVMA), la carne cruda de las dietas para mascotas, incluso la destinada al consumo humano, no está libre de ciertos patógenos entre los que se incluyen bacterias como Salmonella spp. y Escherichia coli o protozoos como Toxo­plasma gondii (parásito causante de la toxoplas­mosis), entre otros. Si estas carnes no son tratadas de forma adecuada podríamos estar alimentando a nuestra mascota con patógenos potencialmente dañinos para ella. Además, estudios científicos han confirmado que las mascotas alimentadas con dietas crudas contaminadas con Salmone­lla spp. se pueden convertir en portadores de esta bacteria. Esto significa que no desarrollan la enfermedad, pero el animal se convierte en un foco de contagio: excreta bacterias en las heces y contamina el medio en el que vive, pudiendo dar lugar a infecciones a personas de su entorno, lo que supone un importante riesgo para ancianos, niños y personas inmunodeprimidas.

Además, múltiples estudios han demostrado que animales sometidos a este tipo de dietas pade­cen importantes déficits nutricionales tales como reducidos niveles de vitamina A o D o de mine­rales como el zinc y el cobre, así como desequili­brios en los niveles de calcio, fósforo y magnesio.

¿Intereses económicos de los veterinarios?

Dado que no existen estudios científicos que avalen los beneficios y la seguridad de las die­tas crudas y que existen numerosas evidencias científicas que ponen de manifiesto los riesgos de las mismas, no parece razonable la recomen­dación de las mismas por parte de los nutricio­nistas y veterinarios.

En este punto muchos seguidores de las dietas crudas alegan la parcialidad de la mayoría de veterinarios respecto a este tema por el interés económico subyacente a la venta de alimentos comerciales de mascotas; no obstante, se deben valorar los siguientes puntos al realizar esta afirmación:

  • Existen numerosos alimentos procesados en el mercado, con composiciones cuantitativa y cualitativamente muy diferentes en función de los ingredientes y procesado de los mis­mos, por lo que comparar este tipo de dietas con piensos comerciales sin concretar más carece de sentido.
  • El fin último de la profesión veterinaria es velar por la salud de nuestras mascotas por encima del interés económico y la existencia de un consenso generalizado y basado en evi­dencias científicas parecen una razón de peso para desaconsejar o al menos dar un toque de atención a los seguidores de estas dietas e informarles de las medidas que pueden redu­cir estos riesgos.
  • Existen numerosas marcas y distribuidores que venden productos crudos envasados ya preparados para este tipo de dietas que podrían proporcionar más ingresos que la venta de los piensos clásicos ya que, según las propias marcas, son de mayor calidad. Si la venta de este tipo de productos supusiera una mayor fuente de ingresos que un pienso con­vencional de calidad, dicho argumento queda del todo rebatido.

Para reducir riesgos

Sea como fuere, la última palabra a la hora de decidir cómo alimentar a su mascota es del pro­pietario. En el caso de que este opte por las die­tas crudas sería del todo recomendable que se pusiese en manos de un veterinario experto en nutrición para realizar un plan de alimentación completo y equilibrado para evitar posibles deficiencias nutricionales y que la salud, calidad y esperanza de vida del animal fuera lo mejor posible, objetivo que todos los propietarios res­ponsables comparten.

Además, existen una serie de recomendaciones que reducirán los riesgos inherentes a estas dietas:

  • Restringir el acceso de los gatos y los perros a carroña y cadáveres de animales (por ejem­plo, durante actividades cinegéticas).
  • Proporcionar alimentos frescos, limpios, nutri­cionalmente equilibrados, bien sean prepara­dos comerciales o dietas elaboradas en casa.
  • Extremar la higiene personal (por ejem­plo, el lavado de manos) antes y después de alimentar a los gatos o perros.
  • Limpiar los platos y útiles de alimen­tación de las mascotas con productos bactericidas.
  • Eliminar los restos de comida.
  • No alimentar con leche no pasteurizada a los animales, salvo que se trate de la leche no pasteurizada de la misma especie en animales jóvenes no destetados.

Bibliografía

http://www.acvn.org/frequently-asked-questions/

http://vet.tufts.edu/wp-content/uploads/raw_meat_diets_memo.pdf

Posicionamiento del WSAVA (Asociación Mundial de Veterinarios Especialistas en Pequeños Animales):

http://www.wsava.org/sites/default/files/WSAVA%20GNC%20raw%20diet%20statement%2012%203%2014_0.pdf

El número 8 de la revista Clinnutrivet de Multimédica, revista dedicada exclusivamente a nutrición tiene un artículo especial sobre las dietas caseras.

https://www.multimedica.es/revistas/clinnutrivet

http://www.expertpetnutrition.com/refId,62086/refDownload.pml

Extraído de David Dopico Varela, ¿Qué sabes de las dietas crudas?, Ateuves 62, págs. 20-22.

5 comentarios

  1. Buenas tardes!
    Como auxiliar de veterinaria y barfera, discrepo un poco es varios de los puntos expuestos:
    1. Para que las necesidades nutricionales de un individuo, (en este caso el perro) cambien de como eran originalmente, CARNÍVOROS debería haber pasado bastante más tiempo.
    Ellos llevan con los humanos unos 15.000 años y para que varíe la alimentación básica de un animal, se necesitan mucho más de 150.000 años.
    Es más, a los leones y tigres en el zoo, se les alimenta con carne cruda, y enferman por ello? NO.
    Sobre los huesos, todo barfero debe conocer las normas básicas: Más grande que la boca del perro o gato, bien rodeado de su propia carne para que haga de acolchamiento, (nunca huesos repelados), siempre crudos para que no astillen, etc
    Con estas normas de seguridad hay el mismo riesgo de obstrucción por un hueso que con que mueran asfixiados por una bola de pienso.
    Sobre que no son nutritivos… Se equivoca remotamente, mi perro tenía carencias de calcio alimentado con pienso, fué pasarlo a barf, hacer analítica y las necesidades de calcio cubiertas totalmente. Y no solo aportan calcio si no, también muchos otros minerales.
    (Hay estudios y artículos sobre ello)
    Por otro lado, la dieta me la lleva una veterinaria/nutricionista barfera, que cuando se dió cuenta del gran timo de los piensos decidió profundizar y especializarse en alimentacion natural.
    Y lo siento pero si, si que es puro marketing e intereses económicos, desde el momento en que Royal Canin imparte el curso de nutrición (un curso muy muy escaso) y les inculcan que solo deben comer pienso, AHÍ es cuando empieza el lavado de cerebro por el gran interés económico, (además que es obvio) y no es que los veterinarios quieran lo peor para sus pacientes, no, es que se lo creen porque se lo dijo Royal Canin en la facultad!! (Dicho por mi profesor de aux. de veterinaria y reconocido por varios veterinarios).
    Por otro lado es increíble la de perros que al alimentarlos con comida natural y dejar el pienso han ganado notablemente en salud, higiene dental, sin mal aliento, sin gases, heces casi sin olor, pelo y piel de anuncio, las alergias desaparecen (la mayoría), y pueden tirarse años sin pisar una consulta veterinaria, sencillamente porque enferman menos.
    Obviamente hay que empaparse muy bien de información antes de alimentarlos por nuestra cuenta, pero una vez se tienen las normas básicas asumidad, no es ningún misterio ni nada dificil. No alimentamos por nuestra cuenta a los bebés? Les damos bolas resecas cargadas de aditivos químicos? No verdad, pues con ellos no es diferente, son seres vivos, no robots que precisan un estudio detallado para alimentarlos, seamos francos por dios!!
    Respecto a los parásitos, mueren al congelar la carne a -18° mínimo 3 días.
    (Os recuerdo que Toxoplasma gondii, muere al congelar, de no ser así las embarazadas no podrían comer jamón ibérico congelado previamente 😉)
    Y sobre las bacterias, mueren en el estómago de un perro sano ya que tienen un ácido estomacal ultra ácido, y si el perro es inmunodeprimido, de cocina la carne y listos!! Pero decir que el pienso es mejor que lo natural no tiene ningún tipo de sentido.
    Sobre si es nutritiva la dieta o no, obviamente si lo es, o es que un alimento solo es nutritivo y equilibrado cuando ha sido sometido a un proceso de extrusión, adición de químicos (que pasan factura a la larga), etc? Y si es natural pierde nutrientes? Esque solo nombrarlo suena irónico.
    Repito que las analíticas de mi perro y de muchos de los perros barferos que conozco, son de 10.
    Y por último, un pienso, sea de la marca que sea, jamás, repito, JAMÁS, será tan apropiado como lo es la comida natural.
    Así que por favor, antes de publicar artículos erroneos que pueden confundir al lector, os recomiendo asistir a seminarios y cursos y leeros libros (que hay muchos) sobre alimentacion natural.

    • La redacción del presente artículo responde únicamente a criterios médicos y científicos basados en evidencias, no en libros divulgativos. Los expertos internacionales en la materia de nutrición animal de pequeños animales (perro y gato) conforman el Colegio Europeo y Americano de Veterinarios Especialistas en Nutrición (5 años de carrera, 3 años de diplomatura en nutrición y gran parte de los mismos con doctorado en ese mismo campo) y son las recomendaciones de los mismos las que deben guiar nuestras recomendaciones, en base siempre a estudios y publicaciones basadas en evidencias. Creo que la independencia de cualquiera de estos profesionales está fuera de duda, aunque es lícito estar en desacuerdo con las conclusiones de los estudios pero en ciencia es necesario aportar hechos contrastados.

      En el comentario hay varias afirmaciones que no son ciertas o, al menos, no del todo en vista de los datos actuales.

      1) Los perros llevan conviviendo con el hombre 40.000 años (15.000 años es un dato obsoleto en base a los nuevos hallazgos).
      2) No hablamos sólo del riesgo para la salud del animal, sino para la salud de los propietarios ya que muchos de estos animales pueden convertirse (y en los estudios se demuestra) en portadores asintomáticos de algunas bacterias potencialmente patógenas para el ser humano.
      3) Yo hice mi tesis en nutrición comparada entre cánidos salvajes y cánidos domésticos, la cual duró 13 años y puedo decir que los animales con mayor longevidad y salud fueron aquellos con acceso a restos de comida humana (menos problemas de sarna, menos parásitos, más camadas, etc).
      4) No es cierto que los parásitos se mueran al congelar la carne a -18ºC durante 3 días. Sólo por poner un ejemplo de dos de los parásitos potencialmente más peligrosos para el ser humano:
      4.1.) De acuerdo con los resultados del presente estudio para volver inocua la carne de cerdo infectada con cisticercos se recomienda cortar en trozos pequeños, aproximadamente de 4 cm de grosor, la cocción durante 15 minutos después del punto de ebullición, la congelación a 0°C en un refrigerador doméstico durante 96 horas (cuatro días) y la congelación a –20°C durante 48 horas (dos días).

      http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-50922009000200008

      4.2.) La Comisión Internacional sobre la Trichinelosis incluye un apartado para los consumidores:
      – Cocimiento de las carnes de cerdo y caballo hasta que la temperatura interna alcance los 71°C.
      – Congelamiento de los cortes de carne de un grosor de 15 cm. a -15°C durante 3 semanas. Los cortes de mayor grosor deben congelarse durante 4 semanas antes de su consumo.
      – No se consideran medidas seguras: el empleo de horno de microondas, el curado, secado o ahumado de la carne.
      – Varias especies resisten la congelación.
      – Hasta ahora, los estudios realizados con el objetivo de la obtención de vacunas eficientes, se han adaptado a modelos murinos (Ortega-Pierres et al., 2015).

      http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0301-50922009000200008

      4.3.) En el caso del Toxoplasma sp., que es un parásito mucho menos resistente un reciente artículo emitido por la Asociación Española de Pediatría hace especial énfasis en: Consumir únicamente carne cocinada a más de 66°C (bien hecha) o carne congelada en cámara frigorífica (el parásito se destruye a -20°C en 24h). Es importante recordar que la mayor parte de congeladores domésticos no consiguen esta temperatura (sólo los que tengan 4 estrellas).

      Se habla de dietas naturales y piensos, pero hay múltiples dietas naturales distintas con distintos criterios y múltiples piensos con composiciones diversas y métodos de procesado también muy diferentes, por lo que no podemos meter todo en el mismo saco y tanto en una como en otra opción encontramos dietas totalmente válidas y otras que por definición no pueden serlo.

      Una dieta natural, entendiendo como tal una dieta elaborada en casa con alimentos frescos puede ser totalmente equilibrada, pero es preciso tener amplios conocimientos de nutrición para conseguirlo.

      Os dejo los enlaces con la opinión del ACNV sobre algunas de estas dietas (ya digo que no son todas iguales) y de la Universidad de Tufts, donde punto a punto explican los beneficios o inconvenientes de las dietas crudas, aportando los estudios que apoyan todo ello.

      http://www.acvn.org/frequently-asked-questions/

      http://vet.tufts.edu/wp-content/uploads/raw_meat_diets_memo.pdf

      Germán Quintana

  2. Haceos un favor y contrastad los artículos antes de escribirlos, porque para una revista medio decente que tenemos solo falta veros hacer el ridículo.

  3. Hola Sheila,
    Sería interesante que nos indicaras qué partes del artículo consideras que no son adecuadas para pedirle al autor que las aclare si es necesario. No obstante, dicho autor pertenece a una clínica con la que hemos colaborado en otras ocasiones y nos merece una total confianza.
    Un saludo

  4. Pues si, la comida natural es mejor, sin paliativos.
    Pues no, comer carne cruda no es muy inteligente, los ácidos estomacales no pueden con todo. No es lo mismo cuando comen una pieza recién cazada donde las bacterias no han producido todavía sus toxinas, de donde proceden las toxiinfecciones alimentarias, que una carne conservada de cualquier manera, de hecho la descongelación favorece la proliferación de determinados hongos, levaduras y demás microorganismos que lo que necesitan es un cambio de temperatura gradual para proliferar en horas….
    Si la carne es procesada de cual quiero manera requiere tratamiento tèrmico, a ser posible suave pero suficiente para inactivar la mayoría de las toxinas que se generan y de los microorganismos que crecen.
    Por supuesto lo de los huesos requiere una observación s uy eficiente para evitar su ingestión por trozos o su institución por excesiva cantidad.
    En fin todo tiene sus consideraciones pero ya que críticas a otros, aplícate la regla de no hablar de lo que no conoces a fondo.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies