Tipos de soluciones cristaloides en clínica veterinaria

4

En el mercado podemos encontrar distintos tipos de soluciones de fluidoterapia, tanto cristaloides como coloides. Las características que presenta cada una de ellas hacen que tengan indicaciones diversas. En este artículo vamos a describir las primeras.

El Lactato de Ringer es la solución más utilizada en el día a día de la mayoría de las clínicas. No obstante, existen otros cristaloides que, aunque presenten características parecidas, tienen indicaciones y contraindicaciones diferentes. Es conveniente que conozcamos lo mejor posible aquellas que se utilizan con mayor frecuencia en nuestro centro.

1 Solución de Lactato de Ringer

Es una solución isotónica, alcalinizante y de reemplazo. Presenta distintos electrolitos en concentraciones similares a las del plasma. El lactato es su fuente de bicarbonato.

Es el fluido más utilizado en la clínica de pequeños animales junto con la solución ClNa 0,9 %. Reemplaza pérdidas de fluidos con concentraciones de electrolitos semejantes al plasma y que precisen alcalinización de la sangre. Se utiliza en pacientes con:

  • DIARREAS. Está indicado en todas ellas, e incluso necesita ser suplementado con potasio o con bicarbonato en casos muy severos.
  • VÓMITOS, a excepción de los causados por obstrucción pilórica, en los que la pérdida de ácido clorhídrico es masiva y genera alcalosis metabólica, es decir, un incremento patológico del pH sanguíneo.
  • INSUFICIENCIA RENAL, a excepción de las que cursen con incremento de potasio plasmático.
  • PÉRDIDAS de líquidos por poliuria (micción excesiva), en las que necesita ser suplementado con potasio.
  • HIPOVOLEMIA (escaso volumen circulatorio), asociada a deshidratación isotónica.
  • ACIDOSIS METABÓLICA, es decir, animales cuyo pH sanguíneo es más bajo de lo normal.

No debe utilizarse en los siguientes casos:

  • INSUFICIENCIA HEPÁTICA SEVERA, puesto que el lactato se metaboliza en el hígado y, si éste está muy dañado, el lactato queda libre. Existen soluciones de Ringer que llevan acetato en lugar de lactato como fuente de bicarbonato, ya que el acetato se metaboliza en músculo, y no necesariamente en hígado.
  • Pacientes con HIPERCALCEMIA (niveles elevados de calcio en la sangre), puesto que el Lactato de Ringer aporta calcio.
  • HIPERPOTASEMIA, es decir, cuando los niveles de potasio sanguíneo sean superiores a los normales, en una obstrucción uretral por un cálculo, por ejemplo.
  • ALCALOSIS METABÓLICA, por vómitos con obstrucción pilórica, por ejemplo. Como el Lactato de Ringer es alcalinizante, se agravaría el problema.
  • Jamás debe utilizarse en la misma vía en la que se realiza una transfusión sanguínea, ya que el calcio que contiene puede interferir con el anticoagulante de la sangre transfundida provocando su coagulación.
  • No debe mezclarse con soluciones que presenten iones carbonato (bicarbonato sódico, por ejemplo) pues el calcio del Lactato de Ringer puede hacer precipitar sales de carbonato cálcico en el gotero.
Las soluciones cristaloides contienen agua y solutos de muy bajo peso molecular. Las soluciones coloides, por su parte, añaden a las cristaloides la presencia de moléculas de alto peso molecular.

Las soluciones cristaloides contienen agua y solutos de muy bajo peso molecular. Las soluciones
coloides, por su parte, añaden a las cristaloides la presencia de moléculas de alto
peso molecular.

2 Solución ClNa al 0,9 %

Es una solución isotónica, acidificante y de reemplazo. Se ha llamado también solución salina fisiológica, porque su concentración en sodio es muy semejante a la del plasma, no así la de cloro, que es más alta.

Es muy polivalente, con pocas contraindicaciones, lo que la convierte en una buena opción de fluidoterapia inicial mientras se recopilan más datos clínicos y analíticos. Es muy útil en los siguientes casos:

  • DESHIDRATACIÓN ISOTÓNICA y para restaurar volumen vascular.
  • VEHÍCULO de fármacos, es decir, como medio para administrar un determinado medicamento.
  • INSUFICIENCIA RENAL CON HIPERPOTASEMIA, al carecer esta solución de potasio.
  • DIABETES MELLITUS, incluso con crisis de cetoacidosis, que están relacionadas con una bajada de la concentración del sodio plasmático.
  • ALCALOSIS METABÓLICA, por ejemplo en caso de vómitos con obstrucción pilórica.

Las contraindicaciones de su uso son básicamente las enfermedades en las que se deba restringir el aporte de sodio:

  • INSUFICIENCIA CARDIACA.
  • Enfermedades HEPÁTICAS avanzadas.
  • HIPERTENSIÓN.
  • ACIDOSIS METABÓLICA, a excepción de la cetoacidosis diabética, donde sí está indicada por el aporte de sodio de la solución ClNa 0,9 %.

3 Solución glucosada 5 %

Es una solución de mantenimiento, en principio isotónica respecto al plasma. Sin embargo, cuando se administra la glucosa es utilizada muy rápidamente por las células, pasando a ser hipotónica.

Se administra sobre todo en los casos de pérdidas de líquidos sin electrolitos, es decir, de agua libre, y en condiciones en que no queramos aportar ningún electrolito:

  • VEHÍCULO de administración de algunos fármacos.
  • INSUFICIENCIA CARDIACA e HIPERNATREMIA (concentración de sodio sanguíneo incrementada), donde no conviene administrar sodio.
  • Pacientes HIPOGLUCÉMICOS y diabéticos con cetoacidosis, para prevenir crisis de hipoglucemia durante su tratamiento con insulina.

No debe usarse como solución de reemplazo ante una hipovolemia, pues abandona muy rápido el torrente circulatorio, generando edema celular. Tampoco en animales con diabetes mellitus, a excepción de los casos de crisis cetoacidóticas tratadas con insulina.

Las soluciones de mantenimiento se usan para mantener el equilibrio hídrico en los pacientes capaces de controlar su grado de hidratación.

Las soluciones de mantenimiento se usan para mantener el equilibrio hídrico en los pacientes capaces de controlar su grado de hidratación.

4 Solución glucosalina 5 %

Es solución salina 0,9 % a la que se añade glucosa al 5 %. Por ello, combina las indicaciones y contraindicaciones de la solución salina 0,9 %, con la diferencia de que aporta glucosa.

5 Esterofundina B

Es una solución de mantenimiento que en el organismo es isotónica (hipertónica antes de que consuma el organismo la glucosa). Su concentración en electrolitos es distinta a la de las soluciones de reemplazo ya que tiene menos sodio y más potasio.

Se utiliza para corregir las pérdidas de electrolitos naturales, es decir, a través de la respiración, la orina, las heces y la salivación. Por ello, mantiene la hidratación en pacientes que no pueden beber ni comer pero no generan pérdidas especiales de fluidos o electrolitos (vómitos, diarreas).

No debe usarse como solución de reemplazo.

6 Solución salina 7,5 %

Es una solución hipertónica, con una concentración de sodio muy alta. Su ventaja es que expande el volumen de plasma circulante muy rápido, con muy escaso volumen administrado. Su problema es que esta expansión del volumen circulatorio es muy breve, no más de una hora.

Su única indicación es el tratamiento de urgencia del shock hipovolémico, combinado con cristaloides isotónicos, si no hay hemorragia activa ni insuficiencia cardiaca.

7 Solución glucosada 10-50 %

Es una solución hipertónica con una concentración de glucosa muy alta, del 10 al 50 %. Aporta energía rápidamente, siendo su única indicación (además del aporte calórico) el tratamiento de urgencia de las crisis hipoglucémicas, por ejemplo, en una sobredosis de insulina.

8 Manitol 10-20 %

Es una solución hipertónica, cuya única indicación es estimular la diuresis. Facilita la pérdida de agua a través de la orina en situaciones muy concretas (edema cerebral, glaucoma, insuficiencia renal en fase de escasa producción de orina).

Extraído de: José Vicente Campos Llorens, Las soluciones de fluidoterapia, Ateuves 6, pps. 26-36.

4 comentarios

  1. Pingback: Pautas de fluidoterapia - Ateuves, para el auxiliar veterinario

  2. Pingback: ¿Cómo se calcula la velocidad de infusión? - Ateuves, para el auxiliar veterinario

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies