La nutrición es clave para la salud dental

0

La rama de la alimentación animal ha expe­rimentado importantes cambios y hoy en día se sabe que puede ayudar a prevenir problemas de la cavidad oral.

La alimentación animal ha adquirido mucha relevancia en los últimos años. Antiguamente las mascotas se alimenta­ban con las sobras del consumo familiar, pero a nivel nutricional no era una dieta equilibrada para la especie canina o felina porque estos animales necesitan las cantidades adecuadas de nutrientes.

Los problemas de la cavidad oral

Más de 80 % de los perros que superan los tres años de edad tienen problemas orales. El problema más frecuente en la boca de los perros es la enfermedad periodontal. La falta de higiene oral contribuye a la acumulación de restos de comida en la superficie dental, sobre todo en la cara externa (vestibular), y a la formación de la placa bacteriana y de la gingivitis (inflamación de las encías). La mineralización de la placa bacteriana formada por las sales minerales, sobre todo el calcio, forma los cálculos denta­les, llamados popularmente sarro.

El sarro va formándose de forma progresiva y poco a poco va destruyendo las estructuras que rodean el diente como encías, ligamento perio­dontal y hueso alveolar. Para frenar la enfermedad periodontal es necesario hacer una profilaxis dental profesional con el paciente anestesiado.

Para evitar la formación del sarro los propietarios tienen que cepillar los dientes de las mascotas. Ese hábito se logra acostumbrando al animal desde que es cachorro (al intentar cepillar los dientes de animales adultos por primera vez, más del 90 % no se deja por lo que resulta imposible evitar la formación del sarro).

Diseño del alimento

La industria de la alimentación veterinaria estudia constantemente la composición, el tamaño, la forma y la textura del alimento para mascotas con el fin de evitar la acumulación de restos de comida en la superficie dental.

1 Composición: al modificar la composición del alimento, por ejemplo al reducir o elevar los niveles de proteínas, lípidos o carbohidratos, no se ha notado ninguna influencia en el desarrollo de la enfer­medad periodontal. La adición de sustancias activas a la croqueta como los polímeros de fos­fatos (hexametafosfato, polifosfato, etc.) ayudan a que no se forme el sarro porque esas sustancias se ligan al calcio salivar e impiden su formación.

2 Tamaño, forma y textura: el tamaño, la forma y la textura de la croqueta tienen un papel muy importante para evitar la formación del sarro. Los cánidos tienen ciertas particularidades en la masticación: mastican básicamente por corte y estiramiento. Si las croquetas son de pequeño tamaño los dientes no desarrollarán de forma suficiente su función de masticación, no se producirá la acción mecá­nica del alimento sobre la superficie del diente e, igualmente, disminuirá el flujo salivar.

Una de las principales estrategias de la indus­tria de alimentación animal para frenar la for­mación del sarro consiste en estudiar la textura y el tamaño de la croqueta.

Una croqueta de mayor tamaño exigirá un mayor trabajo masticatorio. Eso activa la pro­ducción salivar y la secreción enzimática. Una textura más fibrosa o abra­siva ayudará a que el efecto mecánico para “autolim­piarse” sea más efectivo para evitar la aparición de la placa bacteriana en la superficie dental pues al masticar la croqueta esta no se rompe con tanta facilidad; el diente tiene que “penetrar” en la croqueta para que se rompa. Al hacerlo se produce una lim­pieza mecánica de la superficie dental.

Alimentos caseros que ayudan a mantener la salud oral

Existen bastantes alimentos que tienen mucha fibra y una textura adecuada que consiguen que en el perro o el gato se desencadene el proceso de masticación adecuada. Es importante des­tacar que algunos alimentos son relativamente tóxicos para los perros y gatos como las uvas, la cebolla, el chocolate, las nueces, etc.

Sin embargo, los propietarios pueden ofrecer algunos alimentos como premio para ayudar a prevenir la aparición de la placa bacteriana como la zanahoria, el apio o el pan duro, que por su dureza o textura ayudan en la higiene oral. Estos alimentos se tienen que dar en pequeñas cantidades para evitar trastornos gas­trointestinales como vómitos, diarreas, etc.

Hay propietarios que optan por ofrecer a su mascota una dieta casera porque piensan que la alimentación industrial está elaborada con productos de mala calidad. Desde el punto de vista profesional, la dieta casera es una opción más. Tanto el perro como el gato tienen reque­rimientos nutricionales distintos a los del ser humano. La dieta casera equilibrada, formu­lada por un profesional de la nutrición animal ofrece las mismas garantías nutricionales que una dieta industrial. No obstante y dado que no actúa como las croquetas para limpiar los dientes, es necesario que el propietario siga una estricta rutina de higiene oral, como sería el cepillado diario.

¿Qué pasa con la dieta blanda?

La dieta blanda industrial es un alimento com­pleto que aporta todos los nutrientes necesa­rios para el mantenimiento del organismo del animal. La diferencia principal entre el ali­mento blando y el duro es la cantidad de agua. Normalmente los alimentos blandos son más palatables que los duros, y los gatos y perros los aceptan de buen grado.

Desde el punto de vista del cuidado bucal, la dieta blanda no ofrece ningún mecanismo de higiene oral: los restos de comida forman un biofilm en la superficie dental que favorece la formación de la placa dental.

¿Las barritas dentales funcionan?

Actualmente existen numerosas barritas que reducen mucho la formación de la placa bac­teriana y la gingivitis. Los puntos clave para la eficacia de la prevención de la enfermedad periodontal se encuentran en la formulación, la textura, la forma y el tamaño de la barrita. El mecanismo de acción consiste básicamente en estimular el proceso de la masticación y la autolimpieza. Muchas barritas contienen sus­tancias activas, como el té verde, el cinc y los polifenoles, que son antisépticas y quelantes del calcio.

Extraído de Paulo Yin Chen, La nutrición, clave para la salud dental, Ateuves 78, págs. 14-16.

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies