Características de los ingredientes de la dieta para psitácidas

4

Algunas de las preguntas más frecuentes de los propietarios a la hora de diseñar una dieta para psitácidas suelen ser: ¿qué ingredientes utilizo? ¿Qué proporción de cada uno de estos ingredientes hay que ofrecer? ¿Aportará la dieta todo lo que mi ave necesita?

Selección de los ingredientes de la dieta en cautividad

A grandes rasgos, los ingredientes de los que disponemos para alimentar a las aves son: fruta, verdura, frutos secos, cereales y/o semillas e insectos.

Composición de algunos nutrientes

Tabla 1. Composición nutricional de algunos nutrientes esenciales en las variedades de fruta doméstica (en materia seca excepto humedad). (clic en la imagen para agrandar)

Fruta

Es un ingrediente que las psitácidas suelen consumir sin problema. Aun así, la fruta destinada al consumo humano aporta esencialmente azúcares fácilmente digestibles (que la hacen altamente palatable) y agua. En cambio, los niveles de proteína y fibra son bajos, así como la concentración de minerales y vitaminas (tabla 1). La mayoría de las frutas presentan niveles deficientes de calcio (Ca) y una proporción Ca:P inversa.

Verdura

Aunque también contiene una gran cantidad de agua, suele aportar mayores niveles de proteína y fibra que la fruta. Los niveles de Ca son bajos y, en general, aportan una proporción Ca:P inversa (tabla 1).

Verdura de hoja

En este grupo incluiríamos las lechugas y similares, acelgas, espinacas, etc. Aunque también contienen elevados niveles de agua, son una buena fuente de fi bra, proteína, algunos minerales como hierro, manganeso o calcio y de vitaminas liposolubles, básicamente A (en forma de b-caroteno) y E (tabla 1).

Sin embargo, hay que recordar que algunas variedades de verdura de hoja como las espinacas, las acelgas, el brócoli o la col no se deberían ofrecer a diario. Esto es debido a su contiendo en oxalatos (compuestos que quelan el calcio y reducen su asimilación en el organismo) y/o bociógenos (compuestos que interfieren en el metabolismo del iodo).

Frutos secos

En general, contienen valores elevados de proteína y grasa. Son pobres en agua pero ricos en minerales (cobre, hierro, manganeso o cinc), vitamina E y vitaminas del grupo B. Son, además, altamente energéticos y resultan una buena fuente de ácidos grasos esenciales (omega 3 y omega 6).

Según las características nutricionales de este grupo, la cantidad de frutos secos dependerá de las particularidades de cada especie. Por ejemplo, el requerimiento de grasa estimado para un Amazona sp. es menor que el que necesita un Ara sp., y éste a su vez es inferior al de un Anodrhynchus hyacinthinus; por ello, el tipo y las cantidades de frutos secos en la dieta de cada una de estas especies deberá ser diferente. Debemos recordar que una de las enfermedades nutricionales que más comúnmente afectan a las psitácidas cautivas es la obesidad.

Cereales y semillas

Los cereales aportan una gran cantidad de carbohidratos, cuyo componente esencial es el almidón. Son pobres en agua y ricos en grasas insaturadas (linoleico y oleico) y en proteína (McDonald et al., 2002). Aun así cabe mencionar que la proteína de los cereales es deficiente en algunos de los aminoácidos esenciales como la lisina y la metionina. Además, son deficientes en calcio y aportan una proporción Ca:P inversa.

Los niveles de vitaminas son, en general, bajos (tabla 1).

Insectos

Proporcionan buenos niveles de proteína de origen animal, cantidades elevadas de algunos minerales como el hierro o el zinc y de vitaminas del grupo B. Sin embargo, tienen elevados niveles de grasa y son deficientes en calcio, aportando una proporción Ca:P inversa.

Alimentos comerciales

Estos alimentos los encontramos generalmente en tiendas especializadas. Hay que pensar que no todos los piensos son adecuados para cada ave. Existen distintas gamas según las necesidades nutricionales y fisiológicas (generalmente crecimiento, mantenimiento o reproducción) de varios grupos de especies (como pequeñas psitácidas, loros, guacamayos). Es importante leer y entender la composición nutricional del producto, puesto que esa información nos permitirá decidir cuál es el producto que necesitamos.

Un pienso adecuado debería aportar a la dieta una base nutricional constante en el tiempo, que nos permita compensar las posibles deficiencias nutricionales de los otros ingredientes de la dieta.

En general, la cantidad de pienso será inversamente proporcional a la calidad nutricional del mismo. Sin embargo, no se recomienda ofrecer una dieta basada únicamente en pienso puesto que es importante tener presente los aspectos comportamentales de las psitácidas. Cabe recordar que, en libertad, las psitácidas suelen consumir una amplia variedad de alimentos y destinar gran parte de su tiempo a la búsqueda de estos.

Proporción y cantidad de cada ingrediente

Cada ingrediente debería ofrecerse en las proporciones adecuadas teniendo en cuenta factores como la estrategia alimentaria de la especie (tabla 2) y los nutrientes aportados.

Estrategias nutricionales

Tabla 2. Estrategias alimentarias de algunas psitácidas. (clic en la imagen para agrandar)

De igual modo, resulta útil controlar las cantidades de alimento no consumido, que nos indicarán si el ave selecciona unos ingredientes frente a otros. Esta selección suele realizarse utilizando criterios como el sabor, el color, la textura o el contenido en grasa, entre otros, que no tienen por qué proporcionar una dieta equilibrada.

La cantidad de alimento total dependerá de la energía diaria que necesite nuestra ave y la densidad energética de la dieta que reciba. Cuanto más energética sea la dieta, menor cantidad deberá recibir el animal.

Enriquecimiento de la dieta para psitácidas

El grupo de las psitácidas consume en libertad dietas variadas. Por lo tanto, las dietas en cautividad deberían proporcionar en la medida de lo posible la oportunidad de realizar el máximo de conductas alimentarias.

Finalmente, se aconseja ofrecer los alimentos de manera que se puedan manipular y repartir la dieta en, como mínimo, dos tomas al día.

Conclusiones

Una buena alimentación es esencial para garantizar un buen estado de salud y una buena calidad de vida. Por ello, es aconsejable asesorarse correctamente por profesionales especializados y garantizar así que la dieta ofrecida es la adecuada para cada especie.

  • 1Determinar la estrategia alimentaria de la especie y sus necesidades nutricionales.

    2Conocer las características nutricionales de los alimentos disponibles en cautividad.

    3En cautividad deberíamos reproducir los nutrientes de las dietas que los animales consumen en libertad en lugar de ingredientes.

    4Ofrecer los alimentos en las proporciones y cantidades correctas.

    5No olvidar el comportamiento alimentario.

Dieta de las psitácidas

Cada ingrediente debería ofrecerse en las proporciones adecuadas teniendo en cuenta factores como la estrategia alimentaria de la especie y los nutrientes aportados.

Extraído de: Rodríguez, A. y Marquès, H. Características de los ingredientes de la dieta para psitácidas. Ateuves nº 21, pp. 14-19

4 comentarios

  1. Pingback: Enfermedades del yaco

  2. Pingback: Causas del picaje en las psitácidas y formas de solucionarlo

  3. Pingback: Aves en cautividad: una nutrición a medida

  4. Pingback: Los loros y los rompecabezas

Leave A Reply

Pregunta anti-spam Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies